Sempre amb tu

Sempre amb tu

miércoles, 11 de enero de 2017

El Tribunal de Cuentas eleva el rescate bancario a 60.718 millones de euros


El Estado pagará al fondo buitre Blackstone la factura de las cláusulas suelo de CatalunyaCaixa. El FROB concedió garantías por un importe de 904 millones al fondo de titulización que adquirió la cartera hipotecaria problemática de CatalunyaCaixa.

Buena parte de la factura por la devolución de las cláusulas suelo que imponía CatalunyaCaixa en sus hipotecas no la acabará pagando BBVA -entidad que se hizo con la caja catalana rescatada-, ni tampoco Blackstone -el fondo buitre que adquirió su cartera hipotecaria tóxica-, sino los contribuyentes a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).
En abril de 2015, Blackstone cerraba la compra de la cartera hipotecaria problemática de CatalunyaCaixa por un importe de 4.123 millones de euros, una operación que se instrumentaba mediante la transferencia de dicha cartera a un fondo de titulización de activos (FTA). El fondo estadounidense aportaba 3.598,4 millones y el FROB los restantes 524,9 millones, pero el acuerdo tenía mucha letra pequeña, como ha puesto de relieve el reciente ‘Informe de fiscalización del proceso de reestructuración bancaria, ejercicios 2009 a 2015’ que ha publicado el Tribunal de Cuentas.
En concreto, en este informe se detalla que el FROB concedió garantías por importe de 904 millones de euros “al FTA adquiriente de la cartera Hércules”, es decir, Blackstone. “Las garantías concedidas en relación a la “cartera Hércules” se refieren a las contingencias relacionadas con créditos defectuosos, litigios, nulidad de cláusulas suelo y actualización de créditos”, detalla el Tribunal de Cuentas.
El FROB otorgó además garantías por otros 497 millones a BBVA por hacerse con CatalunyaCaixa, de acuerdo con este informe, aunque en este caso relacionadas “con contingencias en el traspaso de activos a Sareb y compensaciones derivadas de riesgos de litigios relevantes, de la comercialización de híbridos, de contratos de cobertura de tipos de interés y de responsabilidades derivadas de un contrato con una compañía aseguradora”. A 31 de diciembre de 2015, el FROB había abonado 139 millones de euros para responder por la garantía relacionada con el contrato de la aseguradora.
El informe del Tribunal de Cuentas pone de relieve que CatalunyaCaixa ha sido la entidad cuyo rescate ha supuesto un coste mayor, 12.676 millones de euros. Se sitúa por delante incluso de Bankia (12.347 millones), la CAM (11.065 millones) y la gallega Novagalicia (9.159).

Fuente: El Boletín

No hay comentarios:

Publicar un comentario