Sempre amb tu

Sempre amb tu

viernes, 18 de agosto de 2017

UGT condena el brutal atentado de Barcelona y se solidariza con las víctimas


UGT condena el brutal y cobarde atentado de Barcelona al tiempo que expresa su consternación y dolor y envía su solidaridad y afecto a las familias y amigos de las víctimas, así como todo su apoyo y aliento a todos los que participan en las tareas de emergencia y a los ciudadanos y ciudadanas de Barcelona.
Una acción tan cruel infringida a personas inocentes, incluidos niños, y al corazón de una ciudad trabajadora y abierta no hace sino demostrar la absoluta sinrazón de los autores. Esta barbarie no tiene cabida en el mundo justo y libre que día a día nos esforzamos en construir.
Todos los afiliados y afiliadas de UGT hoy se sienten barceloneses y están al lado de nuestros hermanos y hermanas de Barcelona para seguir defendiendo la democracia y la tolerancia como los mejores antídotos contra la tiranía del odio terrorista.
UGT quiere expresar su apoyo y confianza en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y en la Justicia. Son momentos de unidad y la fortaleza de la democracia es una cuestión básica para salvaguardar la libertad y los valores que forman parte de nuestra convivencia.​

La UGT de Catalunya condemna l’atemptat terrorista a Barcelona i convoca un minut de silenci demà davant de les seves seus a les 12h


La UGT de Catalunya vol expressar la seva consternació per l’atemptat terrorista comès avui a les Rambles de Barcelona contra ciutadans i turistes. Des del nostre sindicat condemnem fermament el brutal atac i traslladem el nostre condol i solidaritat als familiars i amics de les víctimes mortals i desitgem la ràpida recuperació de les desenes de persones ferides.
Des de la nostra organització rebutgem la massacre perpetrada a Barcelona, ciutat acollidora, oberta i defensora de la pau, de la mateixa manera que rebutgem la violència a qualsevol ciutat del món on s’agredeixen víctimes innocents.
No permetrem que ens imposin la por i l’odi. Des de la UGT de Catalunya ens refermem més que mai en el nostre compromís amb la defensa de la llibertat, la tolerància, la pau i la democràcia.
També volem traslladar el nostre suport i confiança als treballadors i les treballadores de les forces de seguretat i dels serveis d’emergència i sanitaris, i demanem a la ciutadania plena col·laboració i solidaritat.
La UGT de Catalunya convoca demà divendres, 18 d’agost, a les 12 hores un minut de silenci davant de les nostres seus a tot el territori com a mostra de rebuig a la violència i de solidaritat amb les víctimes. El nostre secretari general, Camil Ros, participarà a la concentració de la seu principal de la Rambla del Raval, 29-35, de Barcelona.

jueves, 17 de agosto de 2017

Hacienda paga 500 millones al Santander por su compra del Popular

Hacienda devolverá al Banco Santander cerca de 500 millones de euros por la compra del Banco Popular. La maniobra tendrá un impacto en el déficit público, cercano al 0,05 del PIB.

El Banco Santander tenía derecho a solicitar la devolución en la declaración del Impuesto de Sociedades del Popular gracias a una cláusula recogida en la ley que permite recuperar activos fiscales garantizados en caso de registrar pérdidas en las cuentas anuales, como fue el caso del finiquitado banco, que perdió 3.611 millones de euros.
Los activos fiscales de los que se beneficia el Santander correspondían al Banco Popular, por lo que no se trata de una ayuda de Hacienda por la operación, según El Confidencial, aunque esta última entidad habría tardado muchos años en aprovechar todos sus créditos fiscales debido a su baja o nula capacidad de generar beneficios. Con esta maniobra, el Santander lo hará mucho más rápidamente y logra una inyección de efectivo.
Los activos fiscales diferidos (DTA, por sus siglas en inglés), son créditos contra la Hacienda pública generados por la crisis financiera, ya que proceden de las fuertes provisiones realizadas y de las pérdidas sufridas por el sector financiero en los años de la crisis, y se restan de los impuestos que pagarán las entidades en los próximos años. En total, el Santander ha heredado 4.900 millones de créditos fiscales con la compra del Popular, según las cuentas de la entidad al cierre de 2016.
Para evitar que la Unión Europea eliminase todos esos activos del cálculo del capital de los bancos, Luis de Guindos acordó que el Estado garantizaba la recuperación íntegra de una parte de todos los DTA (los monetizables) aunque las entidades no tengan beneficios suficientes, a cambio de que pagasen una tasa del 1,5% para conservarlos. Fue así como las entidades salvaron en torno a 40.000 millones en créditos fiscales garantizados, de los que 2.036 millones corresponden al Popular.
Los DTA monetizables no son los únicos créditos fiscales. Están, además los DTA no monetizables, que no cuentan con esa garantía y que provienen de fondos de comercio o de la pérdida de valor de las inversiones del banco, y suman 1.332 millones en el Popular.
Por otra parte, están las bases imponibles negativas, que se generan cuando un banco da directamente pérdidas en algún año. Popular tiene 1.540 millones, 680 anteriores a 2016 (procedentes en su mayor parte del Banco Pastor) y otros 860 generados por las fuertes pérdidas del año pasado, que no tienen nada que ver con los 500 que ha cobrado ahora.
Estos créditos se restan de los impuestos futuros siempre que la entidad tenga suficientes beneficios en los próximos años. Es de prever que el Santander pueda aprovecharlos íntegramente dada su fuerte capacidad de generación de resultados. Ana Botín ha asegurado que los saneamientos realizados por Santander en Popular, estimados inicialmente en 7.900 millones, no generarán nuevos DTA para la entidad.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Los empleados de banca denuncian trabajo gratis para cubrir los despidos


Los responsables del sector bancario de los sindicatos UGT y CCOO denuncian que los empleados de banca prolongan la jornada laboral sin cobrar horas extra para cubrir el vacío que han dejado los trabajadores despedidos.

Desde el máximo de 2008 y hasta el primer semestre de 2017, los bancos han despedido a cerca de 85.000 trabajadores y han cerrado más de 17.000 oficinas, lo que supone un recorte superior al 30% de la plantilla y de la red. A los 81.000 despedidos que había a cierre de 2016 se suman los del ERE del Popular (2.600 empleados), de Liberbank (540) e Ibercaja (500), según cálculos de UGT. A su vez, hasta junio se habían cerrado unas 300 oficinas más que se unen a las 17.000 de los últimos ocho años.
Los sindicatos temen además que las integraciones del Popular en Santander y de BMN en Bankia lleven aparejadas nuevos cierres de oficinas que se solapen y más salidas de trabajadores de un sector que no termina de tocar fondo.
El responsable de Banca de UGT, Roberto Tornamira, lamenta que estemos "camino de los 90.000 puestos de trabajo eliminados" y que, además de la consecuencia directa del desempleo, el problema se extiende a los que se quedan. "El negocio no disminuye, sino que se concentra en las oficinas centrales y eso significa estrés y presión para los trabajadores y acumulación de la carga de trabajo", critica Tornamira, para advertir luego de que "se está produciendo un fraude a la Seguridad Social y a Hacienda" porque los empleados "están trabajando por las tardes fuera de horario y sin cobrar horas extraordinarias", de modo que no cotizan por ese trabajo.
Lo secunda Joan Sierra, responsable de Banca de Comisiones Obreras, que sostiene que "en el sector bancario no sobra plantilla" y alerta de que "se está prolongando la jornada de manera sistemática, más allá de lo establecido en el convenio". Todo esto, en un momento en el que "hay una gran presión comercial", apunta Sierra.

Fuente: cadenaser

martes, 15 de agosto de 2017

Los españoles, los europeos que más colas soportan en un banco

Los bancos españoles hacen esperar más tiempo a sus clientes en comparación con las entidades de otros grandes países europeos, de acuerdo con una encuesta realizada por el servicio digital para el envío internacional de dinero Azimo.

En concreto, un 41% de los españoles afirma esperar entre 15 minutos y una hora para realizar gestiones en sus entidades bancarias. Este porcentaje contrasta con las cifras de otros países como Alemania y el Reino Unido, donde solo un 14% y un 15% de los usuarios, respectivamente, confiesa esperar tanto tiempo haciendo cola en sus oficinas.
No obstante, los españoles son también los que más visitan los bancos, ya que casi un 20% reconoce ir más de diez veces al año y solo un 8% declara que no acude habitualmente a sus sucursales.
Por su parte, un 26,5% de los alemanes y un 22,3% de los británicos afirma que no pisan nunca sus bancos para realizar gestiones, según esta encuesta.

Fuente: El Boletín

lunes, 14 de agosto de 2017

El derecho a desconectar del trabajo ya existe

El derecho a la desconexión digital ya existe. Nos venden humo si no se establecen sanciones claras para quién lo vulnere.

En los últimos días hemos visto en las noticias que tanto el Gobierno como el Psoe apoyan establecer medidas para permitir que los “trabajadores puedan apagar el móvil terminado su horario de trabajo”.
Sin embargo, cabe recordar que el derecho a no contestar llamadas o mensajes o emails de trabajo fuera del horario de trabajo ya existe. La legislación reconoce unos límites a la jornada diaria, semanal con descansos mínimos obligatorios entre jornadas. Pero de hecho, ni siquiera parece necesario recurrir a los descansos legales para justificar poder dejar sin responder una llamada. En realidad, es suficiente con entender que fuera del horario de trabajo, el trabajador no tiene obligaciones laborales. Los Tribunales han dejado muy claro que el empresario no puede dictar instrucciones ni ordenes que excedan el horario de trabajo (STSJ de Comunidad Valenciana de 3 de diciembre de 1996; Baleares de 14 de septiembre de 1997). En este sentido, no solamente no existe obligación de responder un mensaje fuera del horario de trabajo, sino que el empresario no puede válidamente ordenar al trabajador que responda los mensajes fuera del horario de trabajo.
Solamente para clarificarlo, y salir un poco del lenguaje jurídico, lo que habría que entender es que tu jefe fuera de tu horario de trabajo no es tu jefe. Tu jefe solamente es tu jefe durante tu jornada laboral, por lo que fuera de ella no puede dictarte instrucciones, ni tampoco puede dictar instrucciones que afecten a tu tiempo fuera del horario de trabajo (al menos en cuestiones como “contestar emails”.
Así que no parece que haga falta regular ningún derecho a la desconexión. Entonces dónde está el problema? El problema está en que si no contestas a los emails fuera de tu jornada y el empresario te despide por ello, actualmente, el despido se calificaría como improcedente. Es decir, te vas a la calle (con indemnización), pero te vas a la calle –como veis sigo alejándome del lenguaje jurídico-.
Como es sabido, en nuestro país el despido es libre para el empresario, por ello, siempre que la razón del despido no afecte a un derecho fundamental, el empresario podrá despedirte y si no existe una causa justificativa del despido la consecuencia jurídica será el derecho a una indemnización (pero te vas a la calle). La única verdadera posibilidad de prohibición del despido es en caso de que te despidan por una causa que vulnere un derecho fundamental, en cuyo caso, la consecuencia jurídica sería la nulidad del despido. Es decir, que si te despiden vulnerando un derecho fundamental tienes derecho a volver al trabajo y percibir los salarios que dejaste de percibir durante el despido hasta la fecha de vuelta al trabajo.
En fin, como ya he comentado el derecho a la desconexión ya existe, el problema es que si te sancionan o despiden por ejercerlo, las consecuencias jurídicas actuales son pocas, por ello, a mi juicio, salvo que el legislador esté pensando en considerar el derecho a la desconexión como derecho fundamental, nos están vendiendo humo.

Por Adrián Todoli

domingo, 13 de agosto de 2017

¿Que actividades son compatibles con la baja médica?


El hecho de que un empleado esté de baja no implica necesariamente que tenga que estar en casa en todo momento. En función de la enfermedad y las características de la actividad, ésta se podrá considerar o no compatible con la situación de baja médica.
Así, en ocasiones se ha concluido que llevar a cabo una actividad formativa u ocupacional puntual durante una baja por depresión, no sólo no es incompatible, sino que podría ser incluso beneficiosa para el proceso de curación (Tribunal Superior de Justicia de Madrid en sentencia de 25 de marzo de 2011 –núm. 311/2011-, entre otras).
La compatibilidad o no depende del motivo de la baja y de las actividades que haya realizado el trabajador durante dicho periodo. Así, se considerará que existe una transgresión de la buena fe contractual, bien porque la actividad desarrollada sea concurrente con la actividad de la empresa o porque la misma evidencie “su aptitud laboral y, por tanto, el fin de la baja médica, o bien [que] perjudica el proceso de recuperación de la salud determinante de esa baja.” El Tribunal Superior de Justicia de Madrid así lo declara en una sentencia de 3 de junio de 2016 (núm. 482/2016).sEste mismo Tribunal da un paso más en su reciente sentencia de 10 de febrero (núm. 134/2017), en la que concluye que si de la actividad realizada por el trabajador durante la baja médica, “se evidencia que se encuentra en situación de normalidad, debe pedir el alta y reincorporarse al trabajo y si no lo hace, transgrede la buena fe no solo respecto de su empresario sino del sistema público que sufraga una incapacidad temporal que el trabajador transforma en un lucro individual”.
En el caso enjuiciado, la actividad llevada a cabo por la trabajadora consistió, principalmente, en montar en moto, llevar el carrito de la compra, coger el transporte público y recoger a su hija del colegio, considerándose que la trabajadora estaba llevando a cabo una vida “normal” y, por tanto, que su estado de salud era compatible con la prestación de sus servicios como maître en el restaurante de su empleadora. Fue determinante que montase en moto de gran cilindrada, dado que llevar casco resulta perjudicial para el proceso de curación de una cervicalgia (que era el motivo de la baja médica). Por todo ello, el Tribunal concluye que ha existido una transgresión de la buena fe contractual y declara la procedencia del despido.
Por tanto, es fundamental analizar caso a caso qué actividades pueden ser incompatibles o perjudiciales con el proceso de baja médica, puesto que no sólo puede ser causa de despido disciplinario, sino que incluso puede dar lugar a que el trabajador sea responsable de la percepción indebida de prestaciones (esto es, de la prestación por incapacidad temporal).

Fuente: blog.cuatrecasas.com