Sempre amb tu

Sempre amb tu

martes, 18 de octubre de 2016

La gran banca valora crear un consorcio para compartir y externalizar servicios

Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, Popular y Bankinter están valorando la posibilidad de unirse en un consorcio para compartir y externalizar actividades no estratégicas del negocio bancario.
Se trataría de una plataforma innovadora que les ayudaría a estandarizar procesos financieros, al tiempo que facilita la interacción con el regulador. El fin que subyace tras este proyecto, bautizado como Iberia Collaboration Reoudtable y que la consultora Oliver Wyman ha presentado a altos directivos de las citadas entidades, es ganar eficiencia y, por extensión, ahorrar, costes.
En un momento en el que a las entidades no les salen los números para mejorar su rentabilidad, la externalización de ciertas actividades se presenta como un posible salvavidas. A través de la mutualización, la banca puede mejorar la eficiencia, reducir costes y evitar o reducir ciertas inversiones.
Un beneficio tangencial para las entidades será qué éstas pueden poner el foco en la gestión y en los negocios principales, sin preocuparse de actividades menos relevantes.
La consultora americana ha identificado varias áreas en las que cobra sentido que los bancos se alíen. Señala dos líneas principales que permitirían al consorcio reducir costes: los procesos de back office (actividades contables y administrativas del banco) y la infraestructura tecnológica.
Por otro lado, una de las áreas que sugiere Oliver Wyman para mejorar el acceso a la información es la conocida como KYC (Know Your Customer) o Conoce a tu cliente, en cuyo origen está la lucha contra el blanqueo de capitales. Se trata del proceso centralizado, establecido para coordinar y promulgar políticas y procedimientos a escala de grupo, para compartir información y evitar el lavado de dinero de procedencia ilícita (terrorismo, crimen organizado, narcotráfico). Compartir esta actividad, según la consultora, puede suponer un ahorro de costes de entre el 30% y el 50%.
La alianza de bancos y el cruce de información entre quienes articulasen el consorcio también ayudaría a establecer un credit bureau, herramienta estratégica para la toma de decisiones en la evaluación y prevención del riego de crédito. Es decir, la banca colaboraría para establecer procedimientos comunes con los que valorar si un cliente es solvente o no.
En cuanto a las áreas en las que las entidades podría reducir y evitar inversiones, Oliver Wyman señala el desarrollo de medios de pago en tiempo real, la seguridad cibernética (afecta a la gestión del riesgo en productos bancarios y servicios de cuentas, depósitos, gestión de activos, seguros, mercados de capitales, entre otros), el fintech (nuevas tecnología financiera) y la incorporación de talento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario