Sempre amb tu

Sempre amb tu

martes, 13 de septiembre de 2016

Cerca de 4.000 parados en situación de vulnerabilidad cobrarán 1.000 euros en Catalunya

La Generalitat de Catalunya, a través del Departament de Treball, UGT, CC.OO y las entidades municipalistas de Catalunya FMC Y AMC hemos firmado un acuerdo que permitirá cobrar 1.000 euros brutos al mes a 3.725 parados catalanes en situación de vulnerabilidad, principalmente mayores de 45 años o perceptores de la renta mínima de inserción, por trabajos que durarán entre seis meses y un año.
En rueda de prensa, la consellera de Treball de la Generalitat, Dolors Bassa, ha destacado que, por primera vez, estos parados cobrarán 1.000 euros al mes, frente a los 850 euros actuales que se ofrecían hasta ahora, por lo que Generalitat y sindicatos han presentado el acuerdo como un primer paso en la fijación de un salario mínimo interprofesional en Cataluña equivalente al 60% de salario medio.
Los parados, que serán contratados por los ayuntamientos catalanes, forman parte del programa Trabajo y Formación del Servicio Público de Empleo de Cataluña (SOC, en sus siglas en catalán). El SOC ha destinado 40 millones de euros, diez millones más que en la edición anterior, a sufragar este programa para parados, en el cual se dará prioridad a la contratación de mujeres mayores de 45 años y también a mujeres con cargas familiares que cobran la RMI o bien que están a punto de agotar esta prestación.
Además, este programa, dirigido a colectivos vulnerables, prevé que un tercio de las contrataciones se destinen a personas mayores de 55 años que ya hayan agotado la prestación por desempleo o el subsidio por desempleo, y que no tengan la cotización suficiente para que se les reconozca la pensión de jubilación cuando lleguen a los 65 años.
La consellera ha asegurado que otra de las novedades de esta edición del programa es que los contratos de un año de duración se reservarán para los mayores de 55 años. Los contratos, que se harán para tareas temporales de interés general y social, deberán acabar el 30 de junio de 2017, en el caso de los de seis meses, o el 30 de diciembre de 2017, en los de doce meses, y se abonará un salario de 1.000 euros brutos al mes en 14 pagas.
Este acuerdo se ha tomado en consonancia con la resolución del Parlament de Catalunya que instó al Govern a avanzar hacia un nuevo salario mínimo catalán equivalente al 60% del salario medio, aproximadamente 1.000 euros al mes, así como a impulsar este objetivo a través del acuerdo y del diálogo permanente.
Hace mucho tiempo que desde UGT venimos insistiendo en la necesidad de un salario mínimo de 1.000 euros, así como la consejera de Treball Dolors Bassa, ya anunció en una entrevista publicada en el diario El Temps el 13-07-2016 que Catalunya seríamos pioneros en el salario mínimo de 1.000 euros. Hemos dado un primer paso, muy importante, pero nos queda mucho trabajo por hacer todavía.
Todo una muestra de para que servimos los sindicatos y un ejemplo de nuestro Govern, del que deberían de tomar nota los políticos de ámbito estatal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario