Sempre amb tu

Sempre amb tu

miércoles, 15 de junio de 2016

El Banco Santander entra en campaña apostando por un gobierno PP, PSOE y Ciudadanos

Pocos días antes del debate electoral que ayer protagonizó todas las portadas y las tertulias, el equipo de ventas de Santander Global Corporate Banking (la unidad de mercados para inversores extranjeros del banco) envió una nota a sus clientes en la que se inclinaba hacia un acuerdo entre PP, Ciudadanos y PSOE que evite unas terceras elecciones. Asimismo, el banco que preside Ana Botín destaca el brillante momento de la economía española y recomienda invertir en inmobiliarias, bancos y empresas de consumo nacionales.
En esta nota, que comentaba un extenso informe sobre la situación macroeconómica en Europa, el Santander avisa de que a pesar de que todos los líderes políticos aseguran que habrá un nuevo Gobierno tras las elecciones, la visibilidad es mucho más limitada, dado que sus posiciones apenas han cambiado; en particular, el rechazo del PSOE a facilitar un Gobierno liderado por el PP o a alcanzar un Gobierno de coalición con Unidos Podemos. Y añade que el peculiar sistema electoral español puede deparar sorpresas a la hora de transformar los porcentajes de voto en escaños.
Pero, a continuación, sostienen que una vez dicho esto, al ser la segunda vuelta de las elecciones tras seis meses sin Gobierno, el sentimiento general es que los políticos estarán más dispuestos a hacer sacrificios esta vez, para evitar un segundo fracaso consecutivo en la formación de Ejecutivo. Eso es por lo que se considera que la posibilidad de algún tipo de acuerdo entre los principales partidos moderados (PP, Ciudadanos, PSOE) es ahora más alta que antes". Por tanto, la primera entidad española asume este pacto como su escenario base, al menos de cara a sus clientes extranjeros.
De esta forma, el Santander trata de frenar el temor que inundó a los inversores tras el CIS del viernes pasado, que confirmó el 'sorpasso' de Unidos Podemos al PSOE y convirtió al partido liderado por Pedro Sánchez en el árbitro de un nuevo Gobierno, al ponerlo en la disyuntiva entre apoyar un Ejecutivo de izquierdas encabezado por Pablo Iglesias o abstenerse para que pueda gobernar Mariano Rajoy apoyado por Albert Rivera
Parece que el gran capital tiene miedo a que haya un verdadero gobierno progresista y de izquierdas y acabe con los privilegios que, de forma vergonzosa, el gobierno del PP y también el PSOE con el gobierno Zapatero otorgaron a las empresas mediante sendas reformas laborales. 
UGT estamos de acuerdo en que hay que reformar el mercado laboral y el mundo del trabajo, pero empezando desde "0", sin ventajas para los empresarios. Para ello, es menester derogar las Reformas Laborales, la del PP y la del PSOE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario