Sempre amb tu

Sempre amb tu

viernes, 18 de marzo de 2016

Una plataforma de padres denuncia a la Seguridad Social por discriminación en los permisos tras el nacimiento de los hijos

Quieren disfrutar del mismo permiso de maternidad que tienen las mujeres. Una plataforma de padres ha denunciado a la Seguridad Social porque se sienten discriminados. Piden que tanto el padre como la madre dispongan de 16 semanas cada uno tras el nacimiento de los hijos, y sin posibilidad de reparto. Creen que la medida costaría 1.400 millones de euros más al año.
Quieren el mismo permiso de paternidad que las mujeres. "Lo que no asumes lo está asumiendo tu mujer, hablamos de corresponsabilidad", explica Javier Jambrina, padre miembro de la Plataforma por Permisos Iguales PPIINA.
En la actualidad, hay 18 semanas de permiso por hijo: seis instranferibles para la madre, dos para el padre y otras diez a repartir y que, por lo general, se toma la madre. Esta plataforma propone 32 semanas: 16 intranferibles para la madre y otras 16 para el padre.
Casi todos los partidos sí apoyan aumentar los permisos de partenidad. No obstante, según Marta González, diputada del Partido Popular, "no se hizo en la anterior legislatura porque el coste de esta medida es altísimo" unos 1.400 millones al año.
La propuesta de PSOE y Ciudadanos elevaba el número de semanas hasta las 26: ocho instranferibles para la madre, otras ocho para el padre y diez a repartir, pero que previsiblemente acabaría cogiéndose la madre. Esto no solucionaría la desigualdad.
“Los empresarios, a la hora de contratar, prefieren a los hombres porque se ausentan menos", considera María Pazos, portavoz de la Plataforma por los Permisos Iguales PPIINA. Creen que está medida acabaría con la discriminación laboral y, de paso, ayudaría a aumentar la natalidad.
Que lejos quedan países como Islandia, Alemania, Rumanía y Suecia (consultar cuadro adjunto). En estos países el permiso de maternidad y paternidad están casi o totalmente equiparados tanto para el padre como para la madre. Esta es una de las mejores formas de conciliar la vida familiar.
Con frecuencia tan sólo uno de los componentes de la familia es el que puede disfrutar de esos días de cuidado, de adaptación con el niño, mientras que el otro tiene que encargarse de continuar con las jornadas laborales. ¡Qué maravilloso sería que ambos pudieran encargarse de esta labor! Se trata pues de discriminación de derechos entre padre y madre y también entre los países europeos. 
Se habla de una Europa unida a nivel legislativo, judicial, económico, educativo.... ¿pero y a nivel familiar? 
A quién corresponda... aún hay mucho por aprender y por mejorar. Hay mucho trabajo pendiente e importante por hacer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario