Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 31 de marzo de 2016

La OCDE sitúa a España entre los países con menor calidad en el empleo

Uno de los países desarrollados con mayores tasas de paro en los últimos años ha sido España, lo que ha producido importantes repercusiones en relación al mercado laboral del país, siendo el país con peor nota en el ranking de la calidad de empleo.
En relación a la escala elaborada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), España recibe la menor puntuación en relación al índice de bienestar, con 2.4 puntos sobre los 10 posibles,  lo cual resulta especialmente alarmante teniendo en cuenta otros países como Islandia (9.5),  Suiza (9.4), Noruega
( 9), Australia (8.3), etc.  
Ante ello es importante tener en cuenta la incidencia de las elevadas tasas del paro de España sobre la puntuación del índice, además de la importancia del desempleo de larga duración (mas de un año) sobre estas estadísticas. Los españoles se enfrentan a un 17.8% de riesgo a perder su empleo, estando el promedio de la OCDE en un 5.4%.
En este sentido, España está muy por debajo de los estándares de los países desarrollados, y además de en este sentido, también lo está en relación a los salarios de los trabajadores y en relacion a otros beneficios monetarios, como aspectos fundamentales en relación a la calidad del empleo. Como dato a destacar, los ingresos familiares per cápita ajustados, están en torno a los 22.477 dólares anuales (unos 20.590 euros), frente a los 25.908 de promedio, los 25.166 de Italia, los 28.799 de Francia o los 31.252 de Alemania.
Es importante considerar la desventajosa situación de España respecto a otros países, sirviendo como ejemplo Alemania, donde las tasas de paro son cinco veces inferiores, existiendo un riesgo de desempleo que se sitúa como uno de los más bajos. Además, es necesario considerar otros resultados como las elevadas tasas de empleo que miden la población activa, la cual se sitúa en un 73% frente al 56% de España.
Con estos resultados, Alemania obtiene una nota de 8,1 en el indicador global de calidad del mercado laboral de la OCDE, la misma puntuación que Estados Unidos, que vuelve a acariciar el pleno empleo. Y es que su tasa de paro es hoy del 5%, cuatro veces menos que en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario