Sempre amb tu

Sempre amb tu

lunes, 4 de enero de 2016

UGT denuncia la decisión del gobierno de subir el Salario Mínimo Interprofesional solo un 1%

El SMI pasará de los 648,60 euros mensuales del 2015 a 655,20 euros después de la decisión del gobierno del PP de aplicar un aumento del 1% a partir de enero del 2016.
La decisión merece el rechazo de UGT, que hemos denunciado que se trata de una decisión unilateral y que vulnera lo establecido en artículo 27.1 del Estatuto de los Trabajadores, pues sustituye un proceso de consulta previa con las organizaciones sindicales más representativas, por una carta en la que anuncia una decisión que ya tiene tomada, sabiendo además, que los sindicatos estamos en contra de la misma. Con la decisión gubernamental, se agrede a las personas asalariadas con menos ingresos.
Desde UGT calificamos de inaceptable el incremento del 1% del SMI pues consideramos  que pone en cuestión los efectos de la recuperación para la mayoría social, que fue la que ha pagado el precio más alto en la recesión y que ahora quedará relegada.
En los años de la crisis la desigualdad y la pobreza laboral se han disparado en nuestro país, tal y como refleja la OCDE al situar a España a la cabeza de los países en los que más creció la desigualdad.
La devaluación del factor trabajo y del salario en particular, es una de las razones fundamentales de este grave deterioro social y tiene en la evolución del SMI una de sus causas. Su práctica congelación en términos nominales desde que el PP llegó al gobierno ha provocado una pérdida de su poder adquisitivo empobreciendo a la parte más débil de las personas asalariadas.
El SMI se ha convertido en uno de los instrumentos principales para combatir la pobreza laboral y la desigualdad en muchos países del mundo (Alemania y EEUU, por ejemplo) porque su función es la de proteger a las personas asalariadas con empleos más precarios y por lo tanto con mayores dificultades para negociar sus condiciones de trabajo. Por eso resulta inaceptable que en el cambio del ciclo económico, con la salida de la recesión, el gobierno en funciones del PP vuelva a agredir a los más débiles, en lo que es una contradicción absoluta con su discurso de salida de la crisis.
Desde UGT planteamos en su momento un aumento del 11% en el 2016 para que llegara a 720 euros mensuales y de otro 11% en el 2017 para que alcance los 800 euros. UGT recuerda que España incumple reiteradamente la Carta Social europea, que determina que el SMI sea del 60% del salario neto medio, un nivel equivalente a más de 1.200 euros.
La subida del salario mínimo será también inferior al IPC previsto para el próximo año (1,2%), por lo que si se cumplen las estimaciones, se traducirá en una pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores.
Hay que dar de una vez la patada a este gobierno, para que deje de burlarse, una vez sí y otra también, de los trabajadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario