Sempre amb tu

Sempre amb tu

lunes, 25 de enero de 2016

David vuelve a vencer a Goliat: la asociación ecologista ARCA apaga el búnker del Banco Santander

La Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria (ARCA) ha ganado el pulso que mantenía con el Banco Santander. La organización ecologista presentó en mayo de 2014 una denuncia ante la Consejería de Medio Ambiente contra la contaminación lumínica que produce el rótulo luminoso ubicado en la torre del Centro de Proceso de Datos (CPD) de la entidad financiera en el municipio de Medio de Cudeyo, una batalla legal que ha terminado por apagar definitivamente el búnker del banco.
El cartel con el logotipo oficial de la empresa está situado a 65 metros de altura y era visible desde el otro lado de la Bahía de Santander, a más de 10 kilómetros de distancia en línea recta. Desde la inauguración del CPD en diciembre de 2011, las críticas a esta torre de comunicaciones -en cuya parte superior está instalado un anuncio luminoso que rodea el perímetro de la torre y que ilumina con un radio de 360 grados- han sido continuas.
Según ARCA, el cartel tiene una luminancia máxima muy superior a la permitida en la Ley de Cantabria de Prevención de la Contaminación Lumínica, y sus efectos, así como la intensidad luminosa del anuncio, pueden suponer un peligro de deslumbramiento y perturbación para los vehículos que circulan en ambos sentidos por la Autovía A-8, especialmente a la altura de las salidas hacia la localidad de Solares.
A las quejas de ARCA y de varios vecinos de la zona se sumaron también las protestas formales de la Dirección General de Tráfico (DGT), que coincidía en el diagnóstico, y de los responsables del aeropuerto de Santander, en el entorno cercano, después de que algunos pilotos lo señalaran como un foco de distracción en la maniobra de acercamiento para tomar tierra.
Además, los ecologistas denunciaron ante la Administración autonómica que el horario en el que el anuncio luminoso permanecía encendido, más allá de la medianoche, no se sujetaba a lo establecido por la mencionada Ley de Cantabria, un escollo que el propio Ayuntamiento de Medio Cudeyo intentó salvar con una decisión de urgencia que permitía ampliar ese horario hasta la una y media de la madrugada.
En virtud a ese acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Consistorio y de un estudio encargado por el propio Banco Santander, la Consejería de Medio Ambiente archivó en un primer momento la denuncia de ARCA. Para los ecologistas, esa decisión demostró la falta de voluntad política de los anteriores responsables para hacer cumplir la Ley de Prevención de Contaminación Lumínica. Algo que ahora, sin embargo, sí va a ocurrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario