Sempre amb tu

Sempre amb tu

viernes, 5 de diciembre de 2014

Sospechas de fraude en la salida a bolsa de Bankia

El informe de los peritos del Banco de España para el juez que investiga el caso Bankia, Fernando Andreu, describe una supuesta operación de engaño orquestada por el equipo de Rodrigo Rato al frente de la entidad a distintos niveles, para conseguir que la salida a Bolsa, que tuvo lugar el 20 de julio de 2011, obtuviera una apariencia de éxito.
El informe relata que desde 2010, las cuentas de Bankia no reflejaban la realidad. Y esa circunstancia es clave porque esas cuentas fueron las que se utilizaron para la salida a Bolsa. Por lo tanto, los inversores acudieron a la Oferta Pública de Suscripción de acciones engañados. Se fijaron en unas cuentas que daban una imagen de solvencia, cuando en realidad se encontraba en situación precaria.
Porque tanto Bankia como BFA, calificaron como subestandar, préstamos y valores inmobiliarios que tenían que haber sido considerados dudosos, entre otras operaciones que provocaron que no se reflejase la imagen fiel de la entidad, incumpliendo las normativas del Banco de España. Los técnicos calculan que deberían haberse reducido los recursos propios del grupo en más de 4.500 millones de euros por la inadecuada contabilización de riesgos inmobiliarios, entre otros aspectos.
Según los peritos, hay claras sospechas de que la salida a Bolsa de Bankia fue amañada, porque gran parte de las acciones se compraron por empresas del grupo, y existen adquisiciones en duda, como los más de 17 millones de euros adquiridos por sociedades inmobiliarias con problemas de deuda con Bankia y que estaban siendo refinanciadas.
Fueron órdenes de compra de acciones millonarias “incomprensibles”, a juicio de los peritos, ejecutadas por empresas que incluso tenían problemas para pagar las cuotas de sus créditos con la entidad.
Y también hay otras actuaciones que hacen sospechar de que hubo compras de acciones para aparentar un ficticio éxito y fortaleza en la salida a Bolsa: varias sociedades adquirieron acciones por millones de euros y las vendieron el mismo día o poco después, como la Cámara de Comercio, que se hizo con 12 millones de euros en acciones en el momento de su salida al mercado, desprendiéndose del total a los dos días. Quien presidía la Cámara de Comercio, y todavía la preside, era el presidente de los empresarios madrileños y exconsejero de Caja Madrid, BFA y Bankia, Arturo Fernández.
Las aseveraciones de los peritos apuntalan las acusaciones de falsedad contable, estafa en la salida a Bolsa o administración desleal contra Rodrigo Rato y su equipo, que conocía, habría colaborado para que esto sucediese y ocultó esta situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario