Sempre amb tu

Sempre amb tu

sábado, 13 de septiembre de 2014

Más de un millón de españoles no tiene acceso a cajero


La banca ingresa 3.266 millones por las comisiones, el cuádruple de lo que gasta en mantener la red.


Al menos 1,115 millones de españoles no tienen acceso a un cajero automático en su propio municipio, una cifra que ha aumentado un 11,9% desde el inicio de la crisis en 2008, cuando el número de consumidores que no disponía de uno de estos dispensadores era de 996.856. Sin embargo, y pese a que no garantiza un servicio tan básico, la banca no tiene reparos en ingresar una media de 70,2 euros por ciudadano gracias a las cuotas y comisiones de las tarjetas.
La incapacidad de acceder a un cajero automático es consecuencia de la progresiva desaparición de las sucursales bancarias. Éstas han pasado de 45.260 en 2008 a 33.228 en 2014 (-26,6%).
La desaparición de sucursales ha aumen­tado la cifra de ciudadanos sin acceso a cajeros automáticos. A día de hoy, en España hay 52.087 dispensadores, es decir, una media de 1,56 por oficina.
A los más de 1,1 millones de ciudadanos sin ac­ceso a un cajero o una sucursal, habría que sumar los consumidores en riesgo de quedar excluidos de este servicio. En total, más de 4,3 millones de personas estarían en esta situación (9,3% de la po­bla­ción), ya que 1,2 mi­llones viven en municipios que tan solo cuentan con un cajero, y 3,06 millones, en locali­dades con dos o tres dispensadores.
La progresiva desapa­ri­ción de los cajeros automáticos y la actual política de comisiones explica que España figure entre los países con mayor probabilidad de sacar dinero del cajero pagando una comisión (un 50%, el equivalente a 450 millones de operaciones al año), junto con Francia e Italia. En Alemania, la probabilidad se reduce hasta el 20% y en Reino Unido, Holanda y Suecia se sitúa en el 0%, ya que no se cobra por extraer efectivo en ningún cajero en territorio nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario