¿Porqué somos de UGT?

¡Junts avancem!

Con este weblog, la Sección Sindical de la UGT en Banco Santander en Catalunya pone en vuestras manos una herramienta de información, mediante la cual aspiramos a haceros partícipes de toda nuestra actividad e ideas. Así mismo esperamos que nos vayáis enviando vuestra opiniones para que entre todos podamos ir mejorando la Sección Sindical.
El blog queda abierto para que cualquiera que lo desee publique comentarios sobre los distintos temas que vayan editándose ("clicaremos" la palabra comentarios que aparece en cada tema). No obstante, quedarán pendientes de ser aprobados por el moderador, quien velará para que ningún comentario contenga insultos ni palabras ofensivas hacia ideas, personas o instituciones. Esperamos vuestras aportaciones y sugerencias, las cuales a buen seguro nos ayudarán a ser mejores.
Para finalizar, en la tabla de la izquierda encontraréis una serie de enlaces con bastante información: Circulares, Acuerdos, Convenio, Revista Diáleg, etc..., que a buen seguro os serán de utilidad.

lunes, 18 de agosto de 2014

Los bancos españoles, un 34% más tacaños que sus homólogos europeos a la hora de remunerar los depósitos


La banca española cobra unos intereses más altos en el crédito y paga unos rendimientos más bajos en los depósitos que la medida europea.


Las ofertas de los depósitos bancarios en España, que hace no excesivo  tiempo  estaban protagonizadas por jugosas rentabilidades, se han convertido poco a poco en un erial tras las últimas medidas aprobadas por el Banco Central Europeo (BCE) y los límites impuestos el año pasado por el Banco de España. De hecho, las entidades españolas llegan a pagar hasta un 34% menos a los clientes por contratar un depósito que sus principales competidores europeos.

Hace apenas dos años, la denominada ‘guerra del pasivo’ inundaba de atractivas rentabilidades la oferta de depósitos bancarios en España. Ya entonces la situación se antojaba insostenible hasta el punto de que el Banco de España a principios de 2013 se vio obligado a introducir una ‘recomendación’ que establecía unos límites máximos en los rendimientos máximos que podían pagar los plazos fijos. Así, en los depósitos a 12 meses, el tope se establecía en el 1,75% TAE, a 24 meses pasaba a ser del 2,25% TAE, y, por encima de ese plazo, la rentabilidad máxima sería del 2,75%.

Aunque se trataba sólo de unas directrices y no de una norma escrita, la mayor parte de las entidades la acataron y comenzaron a reducir las rentabilidades de sus productos, un fenómeno que también se explicó por las continuas bajadas de tipos del BCE, que a día de hoy ha establecido el tipo de referencia en el 0,15% -su mínimo histórico- y la facilidad de depósito en el -0,10%.

Este escenario ha convertido en una auténtica quimera que las rentabilidades de los depósitos ni tan siquiera se acerquen a los límites impuestos por el Banco de España. Según las últimas cifras publicadas por el propio supervisor -a mayo-, el tipo de interés medio ofrecido por los bancos españoles en los depósitos a un plazo de un año es del 0,94%, frente al 1,42% que pagan de media las entidades de la zona del euro. En otras palabras, ofrecen un rendimiento inferior en casi un 34% al que se paga en Europa.
Los tipos del pasivo más bajos en España no tienen su correspondencia en los que aplican las entidades en sus operaciones de crédito. Si un cliente contrata un préstamo al consumo a un plazo de entre cinco y diez años, pagará de media unos intereses del 10,19%, un 70 más que el 5,96% que se cobra en la eurozona.

Los únicos créditos que son más baratos en España que en la eurozona son los hipotecarios. De media, la TAE cobrada a todos los plazos en nuestro país es del 3,18%, frente al 3,23% de la media de bancos de la zona del euro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada