Sempre amb tu

Sempre amb tu

sábado, 26 de julio de 2014

Subdirección: Responsabilidad no remunerada

Es curioso que no exista normativa alguna, interna o externa, donde figure con exactitud en que consiste ser Subdirector/a. En esencia, se trata del responsable máximo a nivel administrativo de una oficina, sucursal bancaria o de una entidad financiera. Así mismo coordina todos los aspectos administrativos de la oficina, es decir, el trabajo que se genera como consecuencia de la realización de cualquier tipo de operaciones bancarias por los clientes, así como gestiona la relación interna con los empleados.
En vista del número de llamadas de atención, expedientes y finalmente sanciones que afectan a Subdirectores, parece claro que se les considera responsables de cualquier fallo o problema que ocurra en la oficina: contable, de personal, de caja, de contratación, de archivo, de control de firmas, de seguridad, etc.. Siempre se les acaba culpabilizando, en la totalidad o en parte, por acción o por omisión, incluso cuando no está en la oficina o cuando el problema haya surgido en una etapa en la que ni siquiera pertenecía a la sucursal. En definitiva, tienen la culpa de todo lo malo y no deben tenerla de nada de lo bueno, puesto que no se les remunera apropiadamente esta especial responsabilidad. 
Esta situación nos parece injusta, por eso desde UGT entendemos que el banco debe:

  • Permitir a los interventores trabajar de modo adecuado a su función. Los Subdirectores sienten que se ningunea su función al verse obligados a destinar parte de su jornada a tareas de captación comercial. Insistimos en la exclusión de este colectivo de la agenda. Con esta medida seguro se contribuirá a evitar muchos de los problemas que hoy afectan al Banco.
  • Remunerar adecuadamente esa responsabilidad. Del mismo modo que el Convenio Colectivo ajusta el mínimo nivel VI para un Director de Oficina, parece de justicia establecer el nivel VII como mínimo para los Interventores, añadiendo un complemento específico por tener más trabajo, más responsabilidad y exigirles mayores conocimientos que al resto impartiéndoles los cursos y manuales más extensos y complejos del banco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario