Sempre amb tu

Sempre amb tu

miércoles, 4 de junio de 2014

Varapalo de la FED al Santander

El Banco Santander  ha recibido un severo varapalo del regulador bancario estadounidense, FED, que le ha obligado a capitalizar su matriz estadounidense, Santander Holdings USA, en igual cantidad  que el dividendo entregado por la financiera de automóviles, Santander Consumer USA, de tal suerte que se mantenga invariable el capital del negocio bancario estadounidense del banco que preside Botín.
Santander Holdings USA, que agrupa al banco comercial (antiguo Sovereign) y a la financiera de coches que sacó a Bolsa el pasado  mes de enero, suspendió a finales de marzo los planes de asignación y riesgo de capital que la FED impone a todos los bancos de más de 50.000 millones de dólares de activo. La decisión tomada por el regulador estadounidense es consecuencia de este suspenso.
El Santander había decidido que su financiera de automóviles de la que había colocado en Bolsa un 21,6% del capital en enero de este año a 24 dólares la acción,  concediera un primer dividendo de 15 centavos  el 30 de mayo, pero ocho días antes la FED le dijo que sólo  aceptaría el reparto si el banco español capitalizara con 20,9 millones de dólares su matriz de Estados Unidos. Esta cantidad es la misma que el banco obtiene con el dividendo que le corresponde por el 60,7% del capital de la financiera.
El regulador estadounidense también le informó al banco que preside Emilio Botín que no aceptará otro dividendo de la financiera, mientras el Santander no apruebe el examen de asignación de capital. Le va a llevar tiempo ya que el banco cántabro ha decidido no volver a examinarse durante este año en Estados Unidos. Esta decisión supone que la financiera no volverá a dar un dividendo trimestral hasta que la FED lo autorice el próximo año.
El Santander también se enfrenta a un notable problema, que no es otro que la incapacidad de obtener dividendos de su negocio estadounidense si la FED mantiene su restricción, como se prevé, en el negocio de banca comercial. El Santander tiene más de 10.200 millones de recursos propios invertidos en Estados Unidos, que se quedarían sin remunerar a la matriz, lo que supone un elevado coste para el banco presidido por Botín.
El año pasado aumentó los recursos propios de su filial alemán (que cuelga de Santander Consumer), capitalizando deuda de la matriz, en nada más y nada menos que 3.660 millones de euros. Se supone que el Bundesbank le debió llamar la atención requiriéndole que soportarse los activos con capital y no con deuda.
Botín lleva haciendo demasiada ingeniería financiera desde hace tiempo: Fusión con Banesto, recompra del paquete colocado en Brasil, financiación de dividendos de México y Brasil con emisiones de deuda subordinada, etc..  y se le empieza a ver el plumero en países serios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario