Sempre amb tu

Sempre amb tu

miércoles, 11 de junio de 2014

Hacen falta directivos que trabajen y no que se dediquen a hacer el cafre

No me importa, la carga de trabajo, la presión, los medios con los que cuento, el exceso de horas,  LO ÚNICO QUE QUIERO ES QUE NO ME FALTEN AL RESPETO, QUE ME TRATEN CON DIGNIDAD“.
Esto es lo que expresaba, casi ya sin ánimo, un comercial de una oficina de nuestra red.
Y es que hay algunos directivos en nuestra territorial que lejos de conseguir que los directores, subdirectores y comerciales de sus oficinas sumen, consiguen todo lo contrario, a base de broncas, voces, amenazas… y poseen la habilidad de desmotivar, desincentivar y desanimar a la plantilla. En definitiva consiguen, que sumen menos, o que incluso resten.
¿Esto es gestión de personal? Desde luego no es la que se enseña en los cursos. Así no se ayuda a la consecución de los elevados objetivos que la entidad se ha propuesto. Para que una persona trabaje eficientemente, necesita un descanso apropiado, un entorno no hostil al menos de puertas adentro, ya que bastante tienen con gestionar a los muchos clientes hostiles que se presentan todos los días.
¿Cuántos jefes de zona o división han negociado con un cliente el tipo de interés de un depósito, de un préstamo, la reclamación por el cobro de comisiones… Pues en una sucursal eso es el pan nuestro de cada día.

¿Por qué la empresa permite el incumplimiento de su propio código de conducta?  El grupo Santander dice que apuesta por el desarrollo de la actividad laboral en un entorno de corrección y respeto mutuo, en el que no se permite la intimidación, humillación, violencia o acoso en cualquiera de sus manifestaciones.

1 comentario:

  1. Eso no cuando un cliente hace una queja a Miro, entonces todo el mundo a correr, el primero el Director de Zona.

    ResponderEliminar