Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 12 de junio de 2014

¿Qué hacer ante la apertura de un expediente disciplinario?

Lamentablemente estamos viendo cómo, desde que se declaró la crisis y con la aprobación de la Reforma Laboral, se están incrementado considerablemente la apertura de expedientes disciplinarios en el sector financiero. Siempre ha existido algún caso de un trabajador/a que ha cometido un tipo de conducta “sancionable” (forma parte de la vida laboral normal), pero no es al que nos estamos refiriendo. Hemos observado con enorme preocupación el aumento de forma generalizada, en muchas entidades, del uso de excusas auténticamente impresentables para abrir expedientes sancionadores.
La intención de esta política laboral es para ejemplificar e infundir el miedo, pensando que por este camino conseguirán una sumisión total de la plantilla y saltarse los derechos que tenemos los trabajadores.
Se están utilizando excusas de todo tipos, abusos en la interpretación del régimen disciplinario estipulado en el Convenio Colectivo, utilizando las modificaciones de la Reforma Laboral sobre absentismo por no asistir, a pesar de estar justificada, baja productividad injustificada, denuncias de clientes convenientemente dirigidos, los canales de denuncias internos y anónimos ... Motivos que en muchos casos no estarían justificados y a los cuales tenemos que hacer frente.
Es normal que un trabajador/a no esté acostumbrado/a a afrontar esta situación, cuando es requerido/a por el Departamento de Relaciones Laborales para comunicarle que será sancionado/a. En este momento se siente solo/a y débil frente al poder del empresario, por eso es conveniente que conozcamos los 3 pasos claves que se tienen que seguir, por si algún día te pasara o para aconsejar al compañero o compañera que le pueda suceder.

1.  No firmar nada en este momento y si resulta imprescindible añadir: "NO CONFORME". Procura no bloquearte, a pesar de que sabemos que es difícil. Ponte en contacto inmediatamente con tus delegados o delegadas de UGT. Es fundamental la forma en que se empiece a actuar desde el primer instante, tratando que no se ponga en marcha la burocracia del mecanismo sancionador de cada entidad. A veces, con el afán de demostrar que es inocente, se firman cosas que pueden ser utilizadas en contra.

2.  Comunicar en este momento a la empresa tu condición de afiliado/a a UGT. El artículo 55 del Estatuto de los Trabajadores recoge "Si el trabajador está afiliado a un sindicato y al empresario le consta, tiene que dar audiencia previa a los delegados sindicales de la sección sindical correspondiente a este sindicato". Por lo tanto, desde este momento no estarás solo para afrontar esta situación. Todo este trámite te lo ahorrarás si tienes el      pago de la cuota a través de la nómina.

3.  Los delegados y delegadas de UGT, empezarán a actuar inmediatamente, asesorando y preparando el pliego de respuesta con las correspondientes alegaciones. El tiempo es muy importante y las entidades lo saben, a menudo se suele comunicar la apertura de expedientes disciplinarios los viernes a última hora. UGT no descansa en defensa de los trabajadores y de sus afiliados.

Siguiendo estos tres pasos, se suelen canalizar adecuadamente estas situaciones, a pesar de las grandes dificultades que con las reformas de las leyes nos tratan de poner.
Hay una tendencia a pensar que, yo, como me porto bien, no me pasará nunca nada. Lamentablemente la realidad demuestra que es muy aleatorio a quien le puede pasar. Pero siempre es conveniente saber como tenemos que actuar, porque aunque no sea a uno mismo, siempre puede sucederle a un compañero o compañera que tengamos al lado. En la UNIÓN reside nuestra fuerza.
  • Los delegados y delegadas de UGT, contigo día a día.
  • No estés solo/a, es la peor opción.
Dirígete a los delegados y delegadas de la Sección Sindical.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario