Sempre amb tu

Sempre amb tu

lunes, 26 de mayo de 2014

Líneas estratégicas del nuevo Sistema de Objetivos e Incentivos 2014

“Espíritu de banqueros y cuerpo de bancarios”

El “nuevo” (aunque muchos piensen que es el de siempre) sistema de objetivos quiere fomentar algo que sí es novedoso: un “espíritu de banqueros”
Ahora bien, antes de que nadie se haga ilusiones es necesario aclarar que sólo hablamos de espíritu, pura metáfora. Para ello aclararemos las principales diferencias entre banquero y bancario.
  • BANQUERO: Se sienta en los Consejos de Administración de los Bancos y administra los ahorros de todos a cambio de unos intereses que pueden oscilar entre el 0,00 y el 2%, y presta dinero a un módico interés que puede oscilar entre el 4 y el 26%, según la modalidad (hipotecas, consumo, tarjetas, etc.) y que a cambio de su labor puede percibir anualmente hasta los 12.000.000 de euros, más aportaciones a su plan de pensiones.
  • BANCARIO: Trabaja desde las 8:00 hasta las 15:30, para volver a las 16:00 o las 17:00 hasta las 20:00 o 21:00, y según la media nacional, cobra 27.000 euros anuales, o sea, 444 VECES MENOS que el primer banquero del país.
  • BANQUERO: Si se produce algún quebranto por mala gestión, no lo pagará de su bolsillo.
  • BANCARIO: Si no le autorizan la retrocesión, por evitar problemas, para que no trascienda… sí que lo pondrá de su peculio.
  • BANQUERO: Cobra hasta el último minuto que está en su puesto de trabajo y también los que no está.
  • BANCARIO: Le pagan hasta las 15:30, embuchándose la empresa el coste del trabajo efectuado todas las tardes, amén de guardarse también para la saca, el importe que deberían aportar a la Seguridad Social en caso de que le pagaran las horas extraordinarias, cosa que saben de sobra los gobernantes de este país, los de ahora y los de antes.
Ya sabes, lo importante es el espíritu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario