Sempre amb tu

Sempre amb tu

domingo, 27 de abril de 2014

En España, las horas extras no pagadas equivalen ya a 84.540 puestos de trabajo


Dicen los expertos que el empleo es un indicador retrasado, esto es, que no anticipa tendencias económicas sino que se beneficia, o sufre, sus consecuencias. Por este motivo, tras una depresión tan profunda como la que atravesó la economía española, son necesarios varios trimestres de crecimiento económico para que los empresarios adviertan el cambio y empiecen a contratar. Mientras tanto, aunque se produzcan picos de producción, la solución será ir tirando de horas extras.
Cada semana, entre octubre y diciembre, los trabajadores españoles hicieron 5,86 millones de horas a mayores de sus jornadas ordinarias, según los datos ofrecidos ayer por la EPA. Son un 18,4 % más que en el mismo período del año anterior y un 23,4 % más que en el trimestre anterior. Si tenemos en cuenta que la jornada media en España es de 40 horas semanales, si en vez de pedir horas extras se hubiese optado por generar nuevos puestos de trabajo, solo en el último trimestre se podrían haber creado más de 146.500.
Si no se hizo fue, básicamente, porque más de la mitad de las horas extras salen gratis. Un 57,7 % del total, más de 3.381 horas a la semana (el equivalente a 84.540 puestos a jornada completa), no se pagaron, con lo que el volumen de horas no abonadas a los trabajadores se disparó un 28,6 % en solo un año. Por contra, las que sí se pagan tan solo crecieron un 6,8 %.
El problema de las horas extra, como muchos más en España, se solucionaría si existieran más medios de control por parte del estado.
Si se estableciera un amplio grupo de inspectores de trabajo, se destaparían muchas empresas que utilizan estas prácticas comúnmente, como por ejemplo la nuestra: Banco Santander.

No hay comentarios:

Publicar un comentario