¿Porqué somos de UGT?

¡Junts avancem!

Con este weblog, la Sección Sindical de la UGT en Banco Santander en Catalunya pone en vuestras manos una herramienta de información, mediante la cual aspiramos a haceros partícipes de toda nuestra actividad e ideas. Así mismo esperamos que nos vayáis enviando vuestra opiniones para que entre todos podamos ir mejorando la Sección Sindical.
El blog queda abierto para que cualquiera que lo desee publique comentarios sobre los distintos temas que vayan editándose ("clicaremos" la palabra comentarios que aparece en cada tema). No obstante, quedarán pendientes de ser aprobados por el moderador, quien velará para que ningún comentario contenga insultos ni palabras ofensivas hacia ideas, personas o instituciones. Esperamos vuestras aportaciones y sugerencias, las cuales a buen seguro nos ayudarán a ser mejores.
Para finalizar, en la tabla de la izquierda encontraréis una serie de enlaces con bastante información: Circulares, Acuerdos, Convenio, Revista Diáleg, etc..., que a buen seguro os serán de utilidad.

domingo, 2 de marzo de 2014

Increíble pero cierto: CGT ha dado armas al banco para perpetuar la Cláusula Suelo o negociar con ventaja.

La Audiencia Nacional ha emitido fallo respecto a la insensata demanda interpuesta por CGT contra la cláusula suelo de las hipotecas vivas al 15 de marzo de 2013 de empleados provenientes de Banesto. El fallo era más que previsible: sencillamente se ha cargado la demanda.
La Audiencia Nacional entiende que: no se vulnera el principio de igualdad, no existe discriminación y remacha diciendo que es una cláusula que ha sido negociada de forma colectiva, mediante un  acuerdo sindical, entre cuyas fuerzas está la propia CGT.
Si lo de ir contra algo que ellos mismo han firmado, ya es de por si sangrante, no es menos fuerte que hayan sido incapaces de aportar ninguna prueba de clientes a los que se les haya eliminado dicha cláusula, cuando era una las alegaciones que efectuaban. Esto, ya de por si da una muestra de lo que les importaba el tema y de lo preparados que llevan los juicios. Nada les importa en absoluto, solo hacer ruido. Y si con sus actos perjudican a otros compañeros, les importa un “bledo”.
Para situar a todos, diremos que la eliminación de la cláusula suelo de las hipotecas vivas, al 15 de marzo de 2013, provenientes de Banesto fue imposible de conseguir en los Acuerdo de Fusión. Valorando que dichos Acuerdos son un todo indivisible y que además de avanzar en la homologación de condiciones, sobre todo era una garantía para el empleo al diseñar de forma diáfana de que forma tiene que salir el personal sobrante: salidas anticipadas (prejubilaciones) y bajas incentivadas (agosto de 2013), decidimos adelantar en la negociación general y dejar la puerta abierta para retomar la negociación de este tema más adelante.
Bajo ningún punto de vista se nos pasó por la cabeza denunciar un Acuerdo, firmado en Banesto, juntamente con CGT (también CC.OO y FITC). ¿Qué nos demandamos a nosotros mismos?. Parece que CGT si lo ha creído posible.
Cuando en el mundo laboral recurres a la justicia, es porque has valorado perfectamente, que en el caso de perder, la situación no va a ser peor que la anterior. Desgraciadamente en este caso si que lo va a ser. Le ha dado la oportunidad a la empresa de tener en la mano una baza que antes no tenía, ¿qué necesidad tiene el banco ahora de negociar? ¿por qué va a ceder ahora, en algo que le han dado la razón?. Es de lógica, o en caso de que hubiese salido la sentencia favorable, ¿se le hubiese ofrecido a la empresa entrar a negociar cediendo los derechos conseguido?. Es evidente que no. Pues por lo tanto la misma lógica aplica la empresa, y esa decisión lógica se la ha puesto en bandeja CGT.
Lo peor de todo es que CGT sigue incidiendo en la poca seriedad.
a) En la venta De Altamira, después de atacar a todos, fue incapaz de hacer una sola propuesta viable, así con tampoco realizó ninguna acción pública marcando el camino a seguir.
b) Interpuso también demanda contra el Acuerdo que recogía la salida voluntaria a la que finalmente se acogieron algo menos de 300 compañeras/os en el mes de agosto del pasado año. 
Nada les importaba si realmente eran voluntarias (esta sección tuvo que trabajar duro para que alguna compañera y compañero fuera introducido en la lista). Nada les importaba si se marchaban con 50 días en lugar de lo que marca la ley, nada les importaba si 45 de esos 50 días estaban exentos de tributación. Lo único que les interesaba era hacer ruido, sin importarles lo más mínimo la voluntad y el bienestar de los trabajadores.
Pues bien, después de presentada la demanda, el día 25 de noviembre presentaron escrito, desistiendo y solicitando el archivo de la demanda.
Esa es la coherencia que solicitan a los demás y ellos son incapaces de tener en lo más mínimo.
Estos señores son los que:
No firmaron el Convenio Colectivo de Banca. ¿Estarías tranquila/o si no tuvieras regulados tus salarios, tus vacaciones, tus permisos, tus excedencias, etc…?
No firmaron el Acuerdo de libranza de sábados. ¿Estarías dispuesta/o a volver a trabajar los sábados?
No firmaron el Acuerdo de Fusión Santander-Banesto-Banif.  ¿Preferirías no tener prejubilaciones, ni bajas incentivadas voluntarias y si tener un ERE al estilo que marca la Reforma Laboral?
No firmaron, etc, etc., etc. Y así siempre lo han hecho en CGT.
Reprochar por reprochar no es nuestro estilo, pero a veces hay que dejar las cosa claras, sobre todo con los que se dedican a la literatura barata mientras no hacen nada.
Denunciaron el Acuerdo de Fusión, en el que fueron negociadas las prejubilaciones, y el que las bajas voluntarias lo fueran realmente y en unas buenas condiciones muy por encima de lo que marca la ley.
Después de alardear en sus circulares del supuesto despropósito del resto de sindicatos, vemos que desisten de sus intenciones y donde de verdad lo deberían de haber hecho (cláusula suelo) han cercenado a muchos compañeros las esperanzas de un acuerdo razonable.
En UGT cometeremos nuestros errores, pero no será ni por falta de acción ni por el pataleo inocuo al que nos tiene acostumbrados estos individuos.
Recogiendo sus propias palabras, sus afiliados deberían meditar muy seriamente si merece la pena seguir pagando la cuota sindical a alguien que no tiene, ni desea tener, incidencia en sus condiciones laborales.
A pesar de todo lo difícil que han puesto una posible negociación para eliminar dicha cláusula, desde UGT vamos a seguir trabajando para mejorar las condiciones de todos los trabajadores de Banco Santander.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada