Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 20 de febrero de 2014

La morosidad de la banca se situó en el 13,60% en el 2013 (el nivel más alto en 50 años)

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito a particulares y empresas ha escalado hasta el 13,6% en el mes de diciembre, con lo que marca así un nuevo récord histórico desde que en los años sesenta del siglo pasada el Banco de España empezó a recopilar estos datos. Según las cifras publicadas por la institución que dirige Luis María Linde, la cifra total de créditos dudosos se ha situado en 197.045 millones de euros y se convierte en la cifra más elevada de la serie histórica. En el último año, la cifra de dudosos se ha elevado en unos 30.000 millones, desde los 167.468 millones registrados a cierre de 2012.
Este nuevo récord se produce tras la revisión de los préstamos refinanciados. El Banco de España calculaba recientemente que el importe de activos normales dentro de refinanciaciones pasaría de los 73.557 millones a 48.193 millones, lo que elevaría los dudosos desde los 71.660 millones a los 92.224 millones.
La mora registró descensos en diciembre de 2012 y febrero de este año por los efectos contables del traspaso de activos a la Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), primero por parte de las nacionalizadas (Bankia, NCG Banco y Catalunya Caixa) y después por las entidades del grupo 2 (Ceiss, BMN y Caja3). Un vez corregido este efecto, la mora ha retomado su senda alcista y ya encadena diez subidas consecutivas desde el pasado mes de febrero. En los primeros meses del año la mora se había ralentizado, pero en junio se disparó hasta el 11,6%, hasta llegar justo al 13% el pasado mes de octubre y sobrepasar este umbral en noviembre.
La morosidad de la banca ha marcado en diciembre una brecha de 4,45 puntos porcentuales respecto al máximo de la crisis anterior, que data de 1994, cuando se estableció en el 9,15%.
Los máximos responsables de las entidades financieras, el Banco de España y el Gobierno admiten que la tasa de morosidad marcará una tendencia al alza en los próximos meses ante la debilidad de la recuperación. La tasa de morosidad continuará en ascenso a lo largo de este año y podría terminar en niveles del 15% ya que, el modelo de negocio basado en el turismo y la construcción sigue pasando factura.
La situación que se está viviendo en el mercado de crédito español recuerda a "la pescadilla que se muerde su propia cola", puesto que la elevada tasa de morosidad impide a las entidades prestar capital, según las mismas dicen, y sin ese capital, a muchas empresas y particulares "les resulta imposible" hacer frente a sus pagos.

Cuando ya nadie pueda pagar nada, se verá que la austeridad y el rescate de la banca ha sido un gran timo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario