Sempre amb tu

Sempre amb tu

lunes, 23 de diciembre de 2013

La OCDE pide al gobierno abaratar el despido para que los empresarios gasten menos y puedan seguir echando gente a la calle

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) considera que las reformas laborales implantadas en España van en la dirección correcta, aunque señala que es necesario adoptar más medidas para reducir la tasa de paro, incluyendo una reducción gradual de las indemnizaciones por despido en las grandes empresas y mejorar la efectividad de las políticas para promover la reincorporación de los demandantes de empleo al mercado laboral.
"Es necesario que se adopten medidas adicionales para reducir la tasa de paro que, el pasado mes de octubre, se situaba en el 26,7%", señala la organización en su informe sobre la reforma laboral en España.
En este sentido, la OCDE señala que España aún es uno de los países de la organización con las indemnizaciones obligatorias por extinción de contrato más generosas, por lo que sugiere "reducir con el tiempo los costes de las indemnizaciones por despido para las grandes empresas, y acercarse así a la media de la OCDE y de Europa".
Otra de la medidas recomendadas es disminuir la discrecionalidad de los tribunales para invalidar despidos colectivos. En este sentido, la OCDE propone que se establezca la figura del despido colectivo improcedente, para evitar la posibilidad de que los tribunales invaliden los ERE y ordenen la reincorporación a los puestos de trabajo extinguidos.
Asimismo, pide aumentar la duración de los periodos de prueba de los contratos indefinidos, ya que cree que las empresas tienden a usar la contratación temporal para probar a los nuevos trabajadores antes de decidir si los incorporan definitivamente a la plantilla.
La organización considera que existe mucho margen para mejorar la efectividad de las políticas dirigidas a promover la reincorporación de los demandantes de empleo al mercado laboral, incluido el refuerzo de la coordinación entre el gobierno central y las comunidades autónomas.
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha asegurado este miércoles que analizará con detalle las recomendaciones planteadas por la OCDE en su informe de valoración de la reforma laboral, pero ha asegurado que el Gobierno "tiene ya su hoja de ruta" y que "lo importante" de los cambios normativos sobre el mercado de trabajo "ya está hecho", por lo que en principio sólo se acometerán "pequeños ajustes".
Pretenden dar otra vuelta más de tuerca a los derechos de los trabajadores. Mientras, ejecutivos y altos cargos se blindan con cantidades indecentes y nadie les dice nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario