Sempre amb tu

Sempre amb tu

martes, 15 de octubre de 2013

Un directivo del Banco de España avisó del riesgo de las Preferentes y la Banca rechazó sus advertencias

Nadie le hizo caso y acabó dejando su puesto tras 12 años en el mismo. Es José María Roldán, ex director general de Regulación del Banco de España que, en 2010, avisó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que la introducción de nuevos requisitos para la emisión de títulos como las preferentes con el fin de proteger a los inversores minoristas podía tener un efecto contraproducente y llevarles a “un cierto engaño” sobre la seguridad del producto.
La advertencia fue hecha el 21 de mayo aquel año en un correo electrónico enviado a la CNMV, en el cual Roldán daba su opinión sobre la carta que este organismo pretendía remitir al sector financiero actualizando los requisitos “en la verificación de emisiones de renta fija e instrumentos híbridos destinados a minoristas”.
Entre las nuevas exigencias figuraba, por ejemplo, que las emisiones contaran con una “entidad de liquidez” que garantizara el cobro de los intereses prometidos a sus clientes y la posibilidad de que vendieran sus títulos para que pudieran recuperar su dinero.
“En momentos de crisis en los que puede no existir mercado -por distorsiones, por ejemplo, de la liquidez de los mismos o, si continúan operando, lo hacen en régimen de ventas masivas-, los precios a los que cotice la entidad proveedora de la liquidez reflejarán importantes descuentos, pudiendo generar importantes pérdidas para el inversor”, continuaba. Roldán añadía que “sería importante que esta posibilidad quedara reflejada de forma adecuada en el folleto, en aras de ofrecer al inversor una información transparente”.
Sus propuestas no fueron bien recibidas por ninguno de los consultados, según se desprende de las respuestas recibidas, que también han sido incorporadas a la causa que instruye el juez Andreu. La patronal bancaria llegó a proponer que la actualización de los requisitos se aplazara “hasta que en los mercados se dejen de sentir las consecuencias de la situación económica actual difícil que vivimos, toda vez que un cambio en un momento como el actual de extrema hipersensibilidad puede generar desconfianza o recelo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario