Sempre amb tu

Sempre amb tu

sábado, 19 de octubre de 2013

Botín dibuja una España irreal y ensalza a quien ha hundido Bankia

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, se despachó este jueves con unas declaraciones cuanto menos sorprendentes: "Es un momento fantástico para España. Llega dinero de todas partes". Si eso ya parece osado, casi tanto lo fue la defensa que hizo de Rodrigo Rato, al que calificó del "mejor ministro de la monarquía".
"España está en un cambio muy drástico. La confianza en España ha aumentado de forma inimaginable. Todo el mundo tiene interés en invertir en España", ha proclamado el presidente del Santander en una rueda de prensa celebrada en Nueva York con motivo del acto de cambio de marca en el país norteamericano, donde la entidad dejará de denominarse Sovereign y pasa a llamarse desde ahora Santander Bank.
Botín, ebrio de optimismo, puso el énfasis en cómo llega el dinero a España a través de la Bolsa, que se acerca a la reconquista de los 10.000 puntos, y la inversión en deuda pública. En su entusiasta mensaje olvidó decir que a España han llegado muchos fondos buitre e inversores que están comprando a precio de saldo.
El banquero atribuyó buena parte de este cambio a la labor del Gobierno del PP y a lo que denominó como "reformas muy importantes como la laboral y la financiera". En cualquier caso, ha insistido en que quedan aún reformas por hacer para que la economía crezca y pueda reducirse la tasa de paro. Su entusiasmo fue a más y aseguró que desde organismos internacionales como el FMI se observa la reestructuración financiera como "modelo y referencia".
"España está en un momento muy bueno, hay que aprovecharlo", ha llegado a sentenciar. Según su tesis, aún queda recorrido a la baja para que la prima de riesgo española se pueda establecer en el entorno de los 200 puntos básicos a finales de año. Defendió, además, la salud de la banca española, cuando está a punto de expirar la ayuda de la UE para sanear el sector y ha mostrado su confianza en que las entidades españolas pasarán los test de estrés que ultima el BCE. "Estoy muy tranquilo por la banca española", afirmó para después reconocer su "preocupación" por que se trate a todas las entidades europeas "por igual". "La banca española está maltratada", añadió.
Tras la reincorporación del expresidente de Bankia y exministro de Economía, Rodrigo Rato, como asesor internacional del banco, Botín mostró su "satisfacción" y recordó que en su momento calificó a Rato como el "mejor ministro de la monarquía".
El presidente del Santander además confirmó la posibilidad de cerrar más de las 700 oficinas previstas por la fusión de Banesto, aunque esta medida aún se encuentra en fase de estudio. Sobre el cierre de sucursales previsto, destacó el ritmo de ejecución y aseguró que se está produciendo con "52 días por delante".
Señor Botín, será su bolsillo el que se está inflando. 
Decir esto cuando los prespuestos generales del Estado para 2014 vuelven a contemplar fuertes recortes, cuando se están cargando la sanidad, la educación, la asistencia social, con un paro descomunal, etc..., cuando menos suena a cinismo o sencillamente es que "chochea".

No hay comentarios:

Publicar un comentario