Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 26 de septiembre de 2013

A vueltas con la jornada

Las prolongaciones de jornada, un arma de presión contra los trabajadores

A pesar de los acuerdos y de la lógica, son muchas las quejas que nos llegan por las continuas reuniones, conferencias, cursos, comités, etc., que se convocan fuera del horario establecido, lo que en la práctica se convierte en una prolongación continua y sistemática de la jornada laboral.

Hemos reiterado hasta la saciedad lo establecido en materia de jornada, tanto en el Convenio Colectivo como en los acuerdos de empresa, pese a ello, y para no caer en la hipocresía que algunos practican, la política de Banco Santander consiste en mantener jornadas de doce horas diarias de trabajo como forma de mantener una carrera profesional. Esta práctica está presente en todas la entrevistas profesionales, en los mensajes de los Territoriales, Direcciones de Zonas y personal directivo en general que aprovechando el marco laboral vigente y la situación actual, se convierten en presiones para vulnerar acuerdos, atentar contra la conciliación familiar y laboral y forzar la voluntad de los trabajadores en beneficio de espurios intereses personales.
La jornada laboral está perfectamente delimitada con unos márgenes de flexibilidad suficientes para atender las demandas organizativas del Banco.
El horario de aplicación general del Banco, exceptuando Servicios Centrales, es de 8 a 15:30 horas de lunes a viernes a excepción de los viernes de julio y agosto que el horario se reduce en treinta minutos. Además se disponen de 25 horas anuales para la cobertura de actividades formativas o de otras necesidades de servicio, que deben aplicarse de común acuerdo entre las partes.
La aplicación de estas horas requiere un control por parte del trabajador para evitar que las mismas se conviertan en una prolongación ilegal de la jornada.
Prolongar la jornada de trabajo no sólo supone una vulneración de los acuerdos en materia de jornada y conciliación, sino también un fraude a la seguridad social, ya que estas horas no están remuneradas, y un insulto al conjunto de la sociedad que está sufriendo las consecuencias de una crisis, cuyos efectos más terribles tienen su mayor expresión en el desempleo.
El Banco, que sistemáticamente niega cualquier tipo de instrucción al respecto, debería poner fin y perseguir este tipo de actuaciones, ya que en caso contrario se convierte en cómplice de las mismas.

10 comentarios:

  1. Hay que entender que los comerciales y Directivos del Banco tienen jornada completa aspecto este que ya conocían de antemano, ateniéndose a lo establecido, por eso tienen flexibilidad en la jornada, bolsa de comida, transporte y muchos vehículo de la empresa full aparte de bonus, regalos en viajes premios en metálico y en especie y sobre todo el reconocimiento de sus Superiores. Que no se quejen, sin van por las tardes, es porque quieren.

    ResponderEliminar
  2. Hay zonas que convocan cada tarde mullticonferencias a todas las figuras comerciales, para que uno por uno le cante la producción diaria al Director de Zona.

    ResponderEliminar
  3. Lo que no debe de ser es que se presionen a las comerciales con jornada partida (por atención a sus bebes) a que prolonguen su jornada , incumpliendo lo establecido.
    Muchas prolongan la jornada por las amenazas recibidas por sus Superiores y respaldadas por los Zonas. Hay que frenar estas malas prácticas que solo son de Países tercermundistas.

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón, pero no solo es de tercermundismo, sino de malas personas. Realmente estamos ante gente muy despiaadada desde los zonas hasta el Territorial, pasando por todos los de RR.HH. que saben y consienten estos abusos y el fraude al estado (Seguridad Social y Hacienda) por las horas no declaradas.
    Afortunadamente, gracias a compañeros de UGT, hace un tiempo que me liberé de esa presión, eso sí, dejando de ser comercial para pasar a una ventanilla. Al final hay que elegir, y no lo dudéis, para nosotras las mujeres con hijos pequeños, lo primero son nuestras familias por encima de estos desalmados.

    ResponderEliminar
  5. Acabo de leer los comentarios y no me lo acabo de creer, soy un padre ya jubilado del Banco con mi hija de comercial, casi cada día llega a casa con depresión y lloros lo que me explica de sus Supriores no tiene nombre, entiendo lo de cumplir objetivos pero NO las amenazas para que haga prolongación de jornada, pagándose la comida o el desplazamiento y le dicen que si no esta conforme, que se vaya. QUE HACEN LOS SINDICATOS'????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde UGT asesoramos y defendemos a quien quiera exigir su derechos. Quizás el ejemplo lo tienes en el comentario anterior al tuyo. Ignoro quien es la compañera que ha hecho el comentario, pero es una de otros tantos compañeros que hemos defendido. Quien tiene que dar el primer paso es el compañero/a y puede estar seguro/a que no va a quedarse solo/a.

      Eliminar
  6. Animo compañeros estas malas prácticas se acabarían de raíz si nuestros amigos los sindicatos publicasen los nombres de los Directores de Sucursal y directores de Zonas que utilizan estas medidas fuera de toda norma social. En el fondo, estos individuos son unos cobardes y cuando son descubiertos se esconden, además si hace falta se hace un buzoneo con sus nombres para que conozca nuestra sociedad y sus vecinos de que personas se tratan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada/o compañera/o: a través de un medio como este, excepto de personajes de marcado carácter público, no podemos publicar nombres para acciones como las que citas, sopena de vernos inmersos en una demanda.
      Gracias por tu participación en este blog.

      Eliminar
  7. Un Director de zona de Catalunya prohíbe a uno de sus directores cojer los 15 días por haber sido p adre, hasta que no cumpla los objetivos.
    Inaudito.

    ResponderEliminar
  8. Lo que ha de hacer es denunciar el tema a su sindicato o alguno de nosotros y podemos asegurar que los días los va a hacer y al interfecto se le va a caer el pelo tras la consiguiente denuncia. Esta es una de las situaciones especialmente protegidas por la ley.
    Al final hay que plantarse, aunque solo sea por dignidad personal. si no lo hacemos, algún día nos exigirán alguna indecencia, y la vamos a hacer?.

    ResponderEliminar