Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 8 de agosto de 2013

Empobrecer aún más a los ciudadanos no es la solución a la crisis

UGT considera que la propuesta del Fondo Monetario Internacional que, al parecer, es compartida por el Comisario Europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, de rebajar en un 10% los salarios españoles es descabellada. Reducir más los salarios de los ciudadanos únicamente agravaría una situación económica bastante complicada ya de por sí y empobrecería aún más a los ciudadanos condenando a España a la miseria.
Nuestro Secretario de Acción Sindical, Toni Ferrer, señaló ayer miércoles que “el señor Rehn y el conjunto del colegio de comisarios desde 2010 vienen imponiendo en Europa y en España una serie de políticas neoliberales que están fracasando. De hecho, en España el Gobierno del Partido Popular siguió al dictado de Europa, una reforma laboral, y en este momento hay más de 600.000 ocupados menos que lo que había antes de su implantación”.
Ferrer ha manifestado que “los salarios reales en España, una vez descontada la inflación, han caído en 6,3 puntos desde el 2010 y esto, evidentemente, no ha tenido ningún efecto en el empleo. Al contrario, ha introducido una caída del consumo y la inversión, ha llevado a las familias a una situación de sufrimiento y, además, ha introducido elementos de quiebra en las propias familias por no poder atender sus hipotecas”.
Toni Ferrer recuerda que los empresarios están incumpliendo lo que pactaron en el II AENC porque mientras sus beneficios han subido un 2,2%, las rentas de los trabajadores han disminuido un 5,4% en 2012, es decir, que mientras se induce una intensa devaluación salarial, haciendo cargar, una vez más, el peso del ajuste sobre los trabajadores, se preserva del mismo a los que más tienen.
A esta reducción de salarios, que ya se ha producido en España -y que afectará a la baja a la cuantía de las prestaciones por desempleo y las pensiones-, hay que sumar la destrucción de empleo y el aumento generalizado de impuestos, tasas y precios de productos y servicios básicos como alimentos, carburantes y energía e incluso sanidad o educación.
Las políticas económicas y laborales puestas en marcha desde 2010 y el programa de recortes y contrarreformas impuestas desde la llegada al poder del partido popular sólo están consiguiendo crear más paro, más pobreza y mayor desigualdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario