Sempre amb tu

Sempre amb tu

viernes, 11 de enero de 2013

La CEOE usureros del mercado laboral


Mismo perro con distinto collar. El popular refrán español se institucionaliza en la actual formación y propuestas de los máximos representantes de la patronal española, la CEOE. Pese a la supuesta renovación que su actual presidente, Juan Rosell, intentó vender en la última Asamblea, la patronal sigue conformada por los mismos dirigentes de los tiempos de Gerardo Díaz Ferrán que, como no puede ser de otra manera, siguen proponiendo las mismas ideas en materia laboral.
El otro elemento chocante de la propuesta de CEOE es la insistencia en crear un nuevo tipo de contrato especial para jóvenes, cuando la reforma laboral ya facilitó un nuevo modelo de contratación extremandamente flexible para este colectivo, bautizado como " contrato indefinido para emprendedores" que permite extender el periodo de prueba hasta un año para despedir sin indemnización. Además, el abanico de contratos que se pueden utilizar se amplía a los contratos de formación y de aprendizaje, que también se pueden aplicar en caso de jóvenes que comiencen su andadura profesional.
Desde UGT denunciamos que esta propuesta es absolutamente discriminatoria, ya que un trabajador, sólo por la desgracia de ser joven, cobraría por debajo del convenio del sector o de la empresa. Pero además, queremos destacar la obsesión enfermiza que tiene la patronal española para inventar contratos que dejen sin derechos a los trabajadores jóvenes y con un sueldo que a duras dificultades permita sobrevivir hoy en día-lo que, de manera indirecta, significa dejar sin derechos y recortar los salarios del resto de los trabajadores.
Los dirigentes de la CEOE se han convertido en unos usureros del mercado laboral, unos oportunistas que aprovechan la necesidad de la gente de este país. Su ansia por desmantelar los derechos laborales no les deja ver que esta no es la manera de mejorar la productividad de nuestro país ni de generar empleo ni de reanimar nuestra economía, todo lo contrario, sólo empobrece nuestra sociedad. Con el último aumento de tres euros del Gobierno del PP, el Salario Mínimo Interprofesional en España se sitúa en 645,30 euros por 8 horas de trabajo. De hecho, el SMI ya está por debajo del que en Catalunya se considera el umbral de la pobreza, 681 euros mensuales para un hogar unipersonal. Estos sueldos, junto con las precarias condiciones laborales que ofrece el mercado laboral y los niveles de desempleo, explica la baja tasa de emancipación de los y las jóvenes catalanes, alrededor del 28%. O explica que en los últimos tres años 10.000 jóvenes catalanes hayan marchado al extranjero. Hasta ahora, la exclusión laboral era el primer paso para la exclusión social. Hoy en día, gracias a una patronal que sólo piensa en hacer negocio con el sufrimiento de los trabajadores, seremos pobres a pesar de tener trabajo y sueldo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario