Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 17 de enero de 2013

El Estado podría posponer 'sine die' la subasta de CatalunyaCaixa


El Fondo de Reestructuración Ordenada de la Banca (FROB)-un ente público-podría posponer 'sine die' la subasta de CatalunyaCaixa, según han explicado este martes en el ARA fuentes financieras.

La intención del gobierno español y del Banco de España era vender la entidad nacionalizada en los primeros meses de 2013, pero rechazan hacerlo a "cualquier precio" que suponga una "pérdida importante" de su valor. Es decir, que si el Estado percibe que no hay mucho de interés en el mercado o que si las ofertas que hay son demasiado bajas, no tendrá miramientos a posponer el proceso hasta más adelante. "Si se ve que no es el momento adecuado para la venta, ya se verá cuando se hará", añaden las mismas fuentes, que recuerdan que las autoridades europeas dieron a España un plazo de cinco años para efectuar la subasta.

Otras fuentes del sector aseguran que la amenaza de posponer el proceso de venta es un "paso más" en las negociaciones para "presionar" a los posibles compradores para que así rebajen sus exigencias, ya sea en precio o en posibles ayudas ante futuras pérdidas. Cabe recordar que el Banco de Valencia-la última subasta de un grupo nacionalizado-se vendió por un euro a CaixaBank con un esquema de protección de activos (EPA) y después de inyectar 4.500 millones en ayudas públicas.

No sería la primera vez que se pospone 'sine die' la subasta de CatalunyaCaixa. Ya se hizo la pasada primavera y el proceso se reinició en septiembre sin que de momento se haya encarrilado. Los círculos financieros se da por hecho que el Santander y el Sabadell optarán a la compra de la entidad catalana.

El objetivo inicial es culminar la venta competitiva de Cataluya Banc a lo largo del primer trimestre de 2013, pero las autoridades no pierden de vista la posibilidad de que el Frob se acoja al plazo máximo de cinco años contemplado por Bruselas para salir del capital, en el que tiene una participación del 100%. Según lo establecido por Bruselas, dispone de plazo hasta 2017 para desprenderse de ella, aunque las gestiones para hacerlo deben comenzar necesariamente en 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario