Sempre amb tu

Sempre amb tu

lunes, 3 de diciembre de 2012

Este Gobierno no tiene vergüenza: Hacienda anula la tasa bancaria


Hacienda anula la tasa bancaria. 

Esta maniobra del PP llega días después de que el Constitucional dictaminara que las autonomías sí pueden imponer este tributo.

Se trata de un impuesto a los bancos con el propósito de que los bancos no paguen ese impuesto, por paradójico que pueda parecer. Una enmienda del Partido Popular en el Senado a la ley de medidas tributarias crea este impuesto para los bancos. Lo sorprendente es que se determina que el tipo impositivo es cero, es decir, los bancos no tienen que pagar nada.

El Gobierno consigue con ello que las comunidades autónomas no puedan poner este impuesto a los bancos, por el principio de que no es posible gravar a un contribuyentes dos veces por lo mismo.

Como tres comunidades, Extremadura, Andalucía y Canarias, ya tenían este impuesto, deberán quitarlo,

Hacienda responde así a la sentencia del Tribunal Constitucional que consideró que las comunidades autónomas sí podían imponer un impuesto propio a los bancos. Lo había hecho Extremadura, en tiempos de Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Algunas de las comunidades afectadas, como Andalucía y Asturias ha recordado este hecho y se quejan de un fraude de ley.

Es escandaloso por el contenido, al pretender eliminar un impuesto a los bancos que permitiría reducir el déficit de las comunidades, y uno de los más vergonzosos fraudes de ley que se puedan imaginar. Vulneran la Constitución, porque quitan a las comunidades autónomas la posibilidad de poner un impuesto legal, un impuesto que ellas tienen la facultad de poner si el estado no lo cobra, sin poner, en la práctica ningún impuesto estatal en su lugar. 

Es una forma torticera y desleal de comportarse, desleal con los españoles y con las leyes, nada nuevo en el PP, pero esta vez con más desvergüenza que nunca. Queda muy claro que les importa más el bienestar de la banca que el de los ciudadanos del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario