Sempre amb tu

Sempre amb tu

lunes, 23 de enero de 2012

La importancia del Convenio Colectivo


Las normas que regulan el ejercicio de la negociación colectiva provienen del más antiguo consenso social vigente en nuestro país.


Por analogía con el consenso político constitucional, ese marco derivó del acuerdo entre UGT y CEOE que respondieron de inmediato, asumiendo esa responsabilidad en un acuerdo, el Acuerdo Básico Interconfederal (ABI) que meses después el Parlamento convertiría en una de las partes esenciales de la primera gran norma legal de desarrollo constitucional que regula las relaciones entre los trabajadores y las empresas, el Estatuto de los Trabajadores.

Frente a la insistencia de algunas opiniones que defienden que el sistema español de negociación colectiva es ineficiente, inadecuado y hasta incompatible con las necesidades de la economía y de las empresas, es preciso valorar de forma ponderada el funcionamiento de nuestro sistema de negociación colectiva durante sus ya más de veinte años de existencia.

La negociación colectiva en España:
ha estructurado, dando estabilidad a la misma, la interlocución social entre empresas y trabajadores, a través de sus organizaciones; ha creado el entramado y el tejido de las relaciones laborales; ha canalizado de forma progresiva, y ha reducido drásticamente el conflicto social; ha permitido absorber crisis económicas generales y múltiples reconversiones sectoriales; ha asumido la apertura exterior de la economía, la integración al mercado único europeo, el proceso de convergencia y la pertenencia a la unión monetaria; ha intervenido en los cambios profundos que se han producido en los sistemas de organización del trabajo en las empresas, no oponiéndose sino asumiendo tales transformaciones; ha abordado crisis económicas y periodos de expansión, aceptando sacrificios salariales en aquellas y redistribuyendo los beneficios del crecimiento en los otros; e, incluso, ha soportado varias reformas laborales que, en general, no han facilitado su fortalecimiento, cuando no han pretendido, en realidad, debilitarla.

La negociación colectiva cumple un papel civilizador en las empresas. Las situaciones de explotación se producen donde no llega la negociación colectiva. La negociación colectiva ha de ser un instrumento de gestión en las empresas por la necesidad de acumular y gestionar el conocimiento.

Pincha aquí para leer el documento

No hay comentarios:

Publicar un comentario