¿Porqué somos de UGT?

¡Junts avancem!

Con este weblog, la Sección Sindical de la UGT en Banco Santander en Catalunya pone en vuestras manos una herramienta de información, mediante la cual aspiramos a haceros partícipes de toda nuestra actividad e ideas. Así mismo esperamos que nos vayáis enviando vuestra opiniones para que entre todos podamos ir mejorando la Sección Sindical.
El blog queda abierto para que cualquiera que lo desee publique comentarios sobre los distintos temas que vayan editándose ("clicaremos" la palabra comentarios que aparece en cada tema). No obstante, quedarán pendientes de ser aprobados por el moderador, quien velará para que ningún comentario contenga insultos ni palabras ofensivas hacia ideas, personas o instituciones. Esperamos vuestras aportaciones y sugerencias, las cuales a buen seguro nos ayudarán a ser mejores.
Para finalizar, en la tabla de la izquierda encontraréis una serie de enlaces con bastante información: Circulares, Acuerdos, Convenio, Revista Diáleg, etc..., que a buen seguro os serán de utilidad.

jueves, 22 de septiembre de 2011

El Banco de España insta a las cajas a fusionarse antes de fin de año

Entidades de mayor tamaño, más solventes y concentradas en varios grupos que se podrán contar con los dedos de las dos manos. Esa foto dibujará el sector de las cajas en España a final de año. Los movimientos, impulsados por el Banco de España, ya no se ocultan. Incluso desde alguna entidad ya se está a la espera de conocer el nombre de la caja con la que tendrá que asociarse tras la recomendación del supervisor. "Habrá fusiones en las que exista algo de margen de negociación y otras que vendrán impuestas por el Banco de España", asumen en una caja, a la que ya le han planteado futuros compañeros de viaje.
Apenas CaixaBank y Bankia, los dos mayores bancos surgidos de las cajas, se libran de las quinielas de las fusiones. Es más, desde el sector insisten en que estas dos entidades cotizadas, junto al Santander, BBVA, además de Popular y Sabadell, en menor medida, concentrarán las compras en una tercera fase.
Sólo CaixaBank y Bankia se quedan fuera de las quinielas iniciales
"No hay negocio para todas las entidades que operan a día de hoy. De hecho, en la actualidad, no hay negocio ni para la mitad", esgrimen desde una caja. La caída individualizada de los beneficios y del margen de intereses que se ha venido registrando en los últimos trimestres, y que se acrecentará en las próximas presentaciones de resultados, han acentuado esta necesidad de unión. Además, el inestable contexto internacional, a la espera del default de Grecia y una galopante crisis de deuda soberana, que ha promovido la necesidad de una nueva recapitalización de la banca europea, es uno de los grandes argumentos que está utilizando el Banco de España para acelerar esta nueva oleada de fusiones.
El proyecto, sin embargo, se ha abierto antes de cumplir con la primera fase de reestructuración de las cajas que expira el próximo 30 de septiembre. Ese día, Unnim, que busca una fusión in extremis para librarse de las ayudas públicas, comunicará al FROB que tendrá que recibir de sus fondos los 568 millones que necesita para cumplir con las nuevas exigencias de capital del real decreto de marzo. Otro tanto ejecutarán CatalunyaCaixa o Novacaixagalicia, aunque la caja gallega promete un paquete cercano a los 1.000 millones con inversores privados para ir recomprando las acciones del FROB en los próximos tres meses.
El proceso echará a andar tras resolverse la venta de la CAM
La venta de la CAM, que el Banco de España quiere tener solucionada antes de finales de octubre, iniciará la mecha de la nueva ronda de integraciones. El próximo 26 de septiembre, el supervisor ya conocerá qué entidades están realmente interesadas por la entidad intervenida desde el pasado 22 de julio. "Si lo compra el Santander o BBVA, esta segunda ronda se efectuará mayoritariamente entre cajas. Si, por el contrario, CaixaBank o las cajas vascas se quedan con la CAM, se acelerará la entrada de los bancos en los procesos, que se convertirán entonces en compras", aseguran fuentes del sector.
En los grandes bancos ya asumen que les "colocarán" una entidad en todo este proceso. Un peaje que conllevará la negociación de un Esquema de Protección de Activos (EPA) que, como sucedió en la primera ronda de venta de la CAM, el Banco de España se negará a dar. Aquella puja desierta ha hecho recapacitar a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que no sólo ha asumido un EPA en el nuevo cuaderno de venta de la caja alicantina, sino que está teniendo que negociar por los porcentajes que asumiría el comprador ante las pérdidas (20% en el caso de los primeros 2.500 millones de euros, que ya no hayan sido cubiertos, y el 10% en el caso de nuevos deterioros) ante la negativa de la banca a asumir las condiciones.
Una circunstancia que el supervisor no está dispuesto a asumir en las nuevas fusiones entre las cajas. "La realidad luego será diferente. Ordóñez aceptará todo lo necesario para poder vender que ha sido él quien ha solucionado el problema", aseguran desde un sindicato, que reclama fusiones ordenadas para evitar una destrucción masiva de empleo. De hecho, según los cálculos de una firma que ha auditado las cuentas de varias cajas, el proceso de reestructuración financiera puede suponer la desaparición de hasta 25.000 puestos de trabajo en el sector.
Esta misma consultora, como todo el sector, descuenta que todos los bancos surgidos de las cajas están abocados a ligarse con otros ya que no cubren la demanda de tamaño mínimo, de alrededor de 100.000 millones de euros, para poder captar fondos en los mercados mayoristas europeos. "Esa cifra incluso se ha quedado pequeña. Desde el Banco de España se habla ya de tamaños a partir de 120.000 millones", aseveran desde una entidad. Mario Fernández, presidente de la BBK, ha sido el primero en sostener públicamente esta teoría. Según él, la entidad que aglutine a las tres cajas vascas, tras su fusión, busca un socio para obtener un tamaño que supere los 150.000 millones. Un guiño inequívoco hacia la CAM.

1 comentario:

  1. Está cantado el final.Quedarán 3 grandres grupos.
    Santander,BBVA y Caixabank.A lo sumo cuatro si contamos con Bankia.Que no hay negocio para todos lo sabe hasta "el Tato" hace años.Pero la cultura española de abrir oficinas de bancos y cajas casi tanto como bares nos ha llevado a esta situación.Ahora el problema es dar salida a esos miles de empleados.si es por vias no traumáticas (prejubilaciones )y son voluntarias (somos muchos los que nos queremos marchar )pues perfecto. Y sobre todo nada de imventos de 2 años de paro mas indemnizaciones, porque eso tiene un coste para el herario público y no está el patio para eso.Y espero que el Banco de España y el ministerio de trabajo no den el visto bueno a regulaciones de plantilla salvajes,después del ejercicio de despilfarro que han cometido inyectando pasta a punta pala en cajas que todos sabiamos tenian un futuro mas negro que el trasero de King Kong.Todo para salvar los consejos de admnistración de esas entidades, que lo único que les interesaba era pelear su poltrona y conseguir préstamos personales sin interés.Hemos de darle las gracias al inútil del "regulador" que se ha despertado tarde y mal.

    ResponderEliminar