viernes, 14 de julio de 2017

Condenan a una empresa a indemnizar a un trabajador por el infarto de un empleado


Un trabajador, antiguo jefe de coordinación de una empresa de ambulancias de Palma, recibirá una indemnización de 232.000 euros como consecuencia del infarto que sufrió, en parte, debido al exceso de carga de trabajo que asumía. Este hombre, de 60 años de edad, demandó a la empresa y un juzgado de lo social ha atendido la denuncia que planteó a través del letrado Pablo Alonso de Caso. Aunque la juez reparte la culpa del accidente laboral, debido a que el trabajador era una persona con sobrepeso y fumadora, la sentencia impone la mayor parte de la responsabilidad a la empresa.
Este trabajador venía prestando servicio para esta empresa desde el año 1978. Sus funciones dentro de la organización sociosanitaria eran múltiples, que desarrollaba a través de una jornada media de unas doce horas diarias. Además, estaba permanentemente localizado ante una posible incidencia. En el hospital de Son Espases se le diagnosticó una muerte súbita recuperada. Es decir, sufrió un infarto agudo de miocardio, por una enfermedad coronaria severa. Este accidente ocurrió hace cuatro años. Anteriormente, no presentaba ninguna lesión grave, salvo sobrepeso. La inspección de Trabajo realizó una investigación sobre este accidente laboral y sancionó a la empresa.
El juez ha analizado la actividad que desarrollaba este trabajador en esta empresa y llega a la conclusión de que prestaba servicio en condiciones de estrés provocado por las propias condiciones laborales. Aunque es cierto que en el año 2011 el trabajador no autorizó un reconocimiento de salud que le ofreció la empresa, no consta que en los años siguientes se le planteara la misma propuesta. Ni tampoco se realizó una evaluación de los riesgos por factores psicosociales a los que estaba expuesto este empleado, sobre todo a nivel de esfuerzo.
La empresa, en todo momento, ha intentado culpar al trabajador del ataque cardiaco que sufrió, pero el juez no lo interpreta así. Cree que el estrés laboral era un factor de riesgo de infarto, pero no se olvida de que el trabajador, además de tener antecedentes familiares por problemas de hipertensión, sufría algunos problemas de salud.



No hay comentarios:

Publicar un comentario