Sempre amb tu

Sempre amb tu

domingo, 1 de noviembre de 2015

Deutsche Bank planea 15.000 despidos y marcharse de 10 países

El pasado 9 de octubre ya recogíamos las gravísimas dificultades por las que pasa el mayor banco de Europa: Deutsche Bank. De momento por lo que va transcendiendo, presentó el jueves pasado sus peores resultados trimestrales a la vez que avanzó un drástico plan de saneamiento que incluye 15.000 despidos, la salida de diez países, el cierre de cientos de filiales y la cancelación de los dividendos este año y el próximo.
El nuevo copresidente John Cryan, que accedió en agosto al cargo, comenzó a desvelar en su primera comparecencia pública las duras medidas diseñadas para volver a ser un banco íntegro y fiable, además de más seguro y eficiente en su actividad y más sencillo en su estructura. En el plano laboral, el banco prevé despedir para 2018 a 9.000 empleados, así como a 6.000 trabajadores de servicios subcontratados. El país más afectado, con un recorte de 4.000 puestos, será Alemania. Además, la entidad se va a retirar de diez mercados: Argentina, Chile, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Nueva Zelanda, Malta, México, Perú y Uruguay. 
También reducirá el número de sus filiales, recortando principalmente sus oficinas en Alemania (unas 200) y el resto de Europa Occidental. La entidad no detalla el efecto del plan de saneamiento previsto para España.La entidad ha indicado que en este momento no está en disposición de desvelar en detalle el impacto concreto en términos de empleados y filiales afectadas que va a tener el plan de saneamiento en España y América Latina. 
El banco alemán anunció que entre enero y septiembre perdió 4.647 millones de euros, un resultado absolutamente decepcionante. La pérdida antes de impuestos hasta septiembre fue de 3.393 millones de euros, frente a la ganancia de 2.864 millones en el período de referencia del año anterior. 
El Deutsche Bank lleva meses lastrado por distintos escándalos de corrupción y financieros, entre los que destaca la manipulación del Libor y el Euribor, tanto por sus repercusiones como por la cuantía de las multas, lo que dañó considerablemente sus cuentas. La situación se tornó insostenible este año y en junio el consejo de vigilancia de la entidad anunció la destitución de los dos copresidentes, Jürgen Fitschen y Anshu Jain.

No hay comentarios:

Publicar un comentario