Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 2 de julio de 2015

Los empresarios madrileños apuestan por cargarse la reducción de jornada, reducir la representación sindical...

El presidente de la patronal madrileña CEIM, Juan Pablo Lázaro, presentó el pasado 29 de junio el Plan 400K, un programa multisectorial que recoge 215 medidas como la reducción de costes laborales y cargas fiscales con el objetivo de crear 400.000 empleos en la región durante la presente legislatura. El plan es una batería de propuestas laborales, fiscales, administrativas y sectoriales en los niveles municipal, autonómico y nacional, dirigidas a empresarios y gobiernos para crear 50.000 empleos en su primer año de implantación y 75.000, 125.000 y 150.000 en los sucesivos.
El Plan 400k aboga por un año de excedencia en casos de maternidad y fomentar la maternidad con una ley integral de protección que establezca un año de excedencia para el cuidado de los hijos con prestación a cargo de la Seguridad Social y eliminar la obligación de la reducción de jornada por problemas de gestión y discriminación. Esta reforma por la que aboga la patronal CEIM incluye la promoción del teletrabajo, que los gastos por la contratación de servicio doméstico sean deducibles y que las ayudas por guardería no estén sujetos a cotización.
En la revisión del régimen de reducción de jornada, los empresarios apuestan por suprimir la obligatoriedad de la reducción de jornada, que el empresario pueda establecer cómo se realiza esta reducción y que el coste de la misma no cargo solo a cargo de la empresas. Luchar contra el absentismo, reducir la fiscalidad en general y especialmente para las pymes, los autónomos y las empresas familiares son otras de las apuestas del plan. Los empresarios apuestan, además, por limitar el plazo de duración de la incapacidad temporal, de modo que en seis meses se determine si procede el alta o el paso a invalidez provisional o definitiva.
Lázaro aboga por otorgar más peso a los servicios privados de contratación frente a los servicios de empleo; y flexibilizar las condiciones del contrato de prácticas.
En el ámbito sindical, CEIM propone también reducir la representación y horas de actividad sindicales por las facilidades que abren las nuevas tecnologías; y eliminar los piquetes informativos, que a su juicio ya no tienen sentido, en una regulación más clara de la ley de huelga.
Creen que hay que profundizar en la reforma laboral y unificar en 20 días por año de servicio con un límite de 24 mensualidades la indemnización en las nuevas contrataciones, tanto por despido disciplinario como por despido económico.
A la vista de las intenciones de CEIM y su presidente  dan ganas de emular al actor Fernando Fernán Gómez y decirles: “ ¡A la mierda, váyase Ud. a la mierda! “
Que a estas alturas, alguien cuestione la reducción de jornada, la incapacidad temporal, la representación sindical, etc... es propio de “bocachanclas”, de gente que habla porque no puede ladrar, con perdón a unos seres tan queridos como los perros.
Las propuestas de CEIM suponen claramente una declaración  de guerra social , es llamar al conflicto.
¡A lo dicho, váyanse a la mierda!


No hay comentarios:

Publicar un comentario