Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 25 de junio de 2015

Siete motivos para apostar por la jornada intensiva en las empresas


En los países centroeuropeos y nórdicos a las cinco de la tarde se apagan las luces de la oficina. Si alguno de los empleados sigue ocupando su silla, debe tener un motivo de peso. Si no, es invitado a irse a su casa. La jornada laboral está programada para trabajar de forma intensiva y obtener a cambio una mayor productividad y un equilibrio entre la vida personal y la profesional.
La firma Unipresalud, que está especializada en la prevención de riesgos laborales apuesta por concentrar la carga laboral por la mañana para mejorar la salud de empleados y organizaciones y nos da sus siete motivos:

1)  Beneficia la conciliación familiar y laboral: los empleados que tienen las tardes libres pueden realizar tareas como ir a buscar a sus hijos a la salida del colegio, o llevarlos a las actividades extraescolares.
2)  Favorece que los trabajadores tengan mejor imagen de la empresa: Si los trabajadores no pasan todo el día dentro de la oficina, tendrán más ganas de ir a trabajar.
3)  Aumenta la felicidad laboral: este concepto mide el buen ambiente de trabajo que hay dentro de la empresa. Las compañías que apuestan por la jornada intensiva suelen tener unos mayores índices de felicidad, lo que contribuye a aumentar el bienestar laboral.
4)  Incrementa la productividad laboral: aunque pueda parecer extraño, el hecho de concentrar toda la carga laboral durante la mañana, provoca que los empleados no dejen las tareas para más adelante. Un hecho que aumenta la concentración.
5)  Disminuye los costes fijos de las empresas: los costes de agua, luz, y el servicio de comedor son los primeros que se reducen con este tipo de medidas.
6)  Crece el reconocimiento de las instituciones: La flexibilidad laboral tiene premio. Las instituciones públicas empiezan a valorar estos métodos de motivación, y suelen premiar a las compañías que las llevan a cabo.
7)  No cuesta dinero extra a las compañías: apostar por una jornada intensiva no le supone un gasto extra a las empresas que adopten esta medida, ya que los recursos y el personal que se utiliza son los mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario