Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 4 de junio de 2015

Sencillo, Personal y Justo

El mundo laboral perfecto no existe, eso ya lo sabemos, el Banco puede tratar de deslumbrarnos con marketing y publicidad interna o externa, cantos de sirenas que enmascaran la realidad cotidiana en las sucursales y departamentos.

Todos deseamos que se cumplan los principios que nuestra entidad publicita, “Sencillo, Personal y Justo”, pero para ello el Banco tiene que realizar un gran esfuerzo pedagógico en múltiples esferas de la organización.
Algunas de las ideas y medidas ahora expuestas, las llevamos reclamando desde hace tiempo, antes incluso que el Banco realizase este gran despliegue de publicidad que aun está por conseguir y que para que sea percibido como sincero debe eliminar el exceso de reuniones improductivas, las interminables jornadas laborales más allá de la legalidad, y racionalizar las tareas diarias en el apartado comercial, donde el día a día de este colectivo choca frontalmente con un aparato organizativo que duplica y triplica su actividad, produciendo por tanto un exceso de horas improductivas comercialmente.
Para hacer el día a día más ágil para los comerciales y aumentar su productividad, evitando con ello la pérdida de tiempo, de puntos y por tanto de incentivos, tienen que establecerse sistemas más sencillos, ágiles y justos, como por ejemplo que al abrir un producto con la matricula, haga que el mismo compute automáticamente cuando se ultime el cierre del mismo, eliminando la necesidad de pasar EVENTOS.
No es de recibo que los puntos se acumulen en el apartado de “sin Gestor”, pues lo que ahí se acumula, parece que se ha conseguido por generación espontánea y no se aplica a nadie, por tanto ni es Sencillo, ni es Personal, ni es Justo.
Más justo sería que la productividad se valorase por Oficina, involucrando a toda la plantilla, creando equipo y grupo, implicando a todos, pues además de la labor comercial existen otras muchas gestiones cotidianas que repercuten en la imagen y el trato al cliente, operativa de caja, incidencias, gestión operativa, atención a no clientes...
Si somos un equipo sumaremos, pero con el esfuerzo de todos y cada uno de los integrantes de las plantillas. Si realmente el Banco Santander quiere ser una entidad Sencilla, Personal y Justa, deberá conocer de verdad lo que ocurre en sus oficinas y departamentos, de una forma objetiva, real y no distorsionada por los intereses individuales de aquellos que tras sus intereses personales y desde un puesto dominante evocan una idealidad que no existe.
UGT se muestra dispuesta a que esta etapa sea de verdad una realidad y no una nueva estrategia comercial y de marca, que se quede en papel mojado, en proyecto sin contenido que sólo genera frustración y desencanto, y sobre todo que el fracaso no sea achacable a los trabajadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario