¿Porqué somos de UGT?

¡Junts avancem!

Con este weblog, la Sección Sindical de la UGT en Banco Santander en Catalunya pone en vuestras manos una herramienta de información, mediante la cual aspiramos a haceros partícipes de toda nuestra actividad e ideas. Así mismo esperamos que nos vayáis enviando vuestra opiniones para que entre todos podamos ir mejorando la Sección Sindical.
El blog queda abierto para que cualquiera que lo desee publique comentarios sobre los distintos temas que vayan editándose ("clicaremos" la palabra comentarios que aparece en cada tema). No obstante, quedarán pendientes de ser aprobados por el moderador, quien velará para que ningún comentario contenga insultos ni palabras ofensivas hacia ideas, personas o instituciones. Esperamos vuestras aportaciones y sugerencias, las cuales a buen seguro nos ayudarán a ser mejores.
Para finalizar, en la tabla de la izquierda encontraréis una serie de enlaces con bastante información: Circulares, Acuerdos, Convenio, Revista Diáleg, etc..., que a buen seguro os serán de utilidad.

jueves, 23 de octubre de 2014

Desfachatez sin límites: Santander mantiene a Rato pese a violar su Código Ético

Llegó al Santander imputado por cinco delitos en el caso Bankia. Pese a ello, Javier Marín, CEO del banco, ha venido defendiendo a su consejero asesor internacional, trimestre tras trimestre, en cada presentación de resultados. La doble imputación de Rodrigo Rato por el asunto de las tarjetas opacas, pieza separada del caso Bankia que instruye el juez Fernando Andreu en la Audiencia Nacional, sigue sin generar movimientos en los despachos de Boadilla. Rato no renuncia, por el momento, a su cargo en el Santander, como sí hizo este lunes con su militancia en el PP. El banco presidido por Ana Botín tampoco mueve ficha pese a que su código ético es bastante explícito en la prohibición de prácticas como las realizadas por el ex vicepresidente del Gobierno con sus tarjetas opacas. Un Rato que vulneró también la Ley de Cajas de 2003 al fichar por el banco turco Akbank tan solo dos meses después de llegar a la presidencia de Caja Madrid, como informó Vozpópuli este lunes.
Hasta tres artículos del código general de conducta del Santander vulnera Rato por el escándalo de su visa 'black'. Una normativa, cuyo incumplimiento, puede dar lugar a sanciones laborales, sin perjuicio de otras administrativas o penales que puedan derivarse según la infracción cometida. Rato viola hasta ocho apartados de los artículos 21 (regalos, comisiones o facilidades financieras), 33 (protección de los activos del grupo) y 42 (obligaciones tributarias del grupo). Además, el ex presidente de Caja Madrid y Bankia también incumple el artículo 44 (establecimientos en países o territorios calificados como paraíso fiscal) al poseer la sociedad Lilac Trading Limited, como adelantó este medio el pasado julio, con conexiones en Gibraltar y las Islas Vírgenes británicas.
"No se crearán ni adquirirán participaciones en entidades domiciliadas en países o territorios que tengan la consideración de paraísos fiscales sin autorización específica del Consejo de Administración (Rato no solicitó este permiso) previo informe de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento, y siempre tras un análisis de las circunstancias concretas de la misma y de la justificación de su oportunidad", explica el artículo 44 del citado código.
Los artículos vulnerados por Rato por el uso de su tarjeta opaca son los siguientes:
  • 21. Regalos, comisiones o facilidades financieras 

1. Queda prohibida la solicitud o la aceptación de cualquier tipo de pago, comisión, regalo o retribución por operaciones efectuadas por el Grupo, así como obtener de otra forma provecho de la posición que se ostenta en el mismo en beneficio propio.

  • 33. Protección de los activos del Grupo 

1. Los Sujetos del Código velarán por que los activos del Grupo no sufran ningún menoscabo.

2. Protegerán y cuidarán los activos de los que dispongan o a los que tengan acceso, que serán utilizados de forma adecuada a la finalidad de las funciones profesionales para cuyo ejercicio han sido entregados.
3. No realizarán ningún tipo de disposición o gravamen sobre los activos del Grupo sin la oportuna autorización.
4. Cuidarán de que la realización de gastos se ajuste estrictamente a las necesidades.
5. Cumplirán con todos los procedimientos de control interno establecidos por el Grupo para proteger los activos.
  • 42. Obligaciones tributarias del Grupo 

1. Los Sujetos del Código evitarán todas aquellas prácticas que supongan la ilícita elusión del pago de tributos en perjuicio de la Hacienda Pública.



2. Los Sujetos del Código evitarán en todo caso la utilización de estructuras de carácter opaco con finalidades tributarias, entendiéndose por tales aquéllas en las que, mediante la interposición de sociedades instrumentales a través de paraísos fiscales o territorios no cooperantes con las autoridades fiscales, estén diseñadas con el propósito de impedir el conocimiento por parte de las autoridades fiscales del responsable final de las actividades o el titular último de los bienes o derechos implicados.


Los miembros del consejo asesor internacional quedan fuera del ámbito de este código porque no son trabajadores de la entidad, explican fuentes del banco. De esta manera, Rato queda fuera de estas obligaciones legales que sí afectan, sin embargo, a todos los trabajadores, directivos y miembros de los órganos de administración tanto del banco como de las diferentes sociedades del grupo. "Puede que sea legal, pero no es ético ni estético que el banco mantenga aún a Rato en su consejo asesor internacional", asegura más de un trabajador de la entidad que ha sufrido en su oficina respectiva las quejas de los clientes por la presencia del ex presidente de Bankia.
Todos los sujetos del Código tienen la obligación de conocer y cumplir el Código General y de colaborar para facilitar su implantación en el Grupo, incluyendo la comunicación a la Dirección de Cumplimiento de cualquier incumplimiento del mismo, o hecho que pudiera parecerlo, que conozcan. 
La entidad tampoco tiene intención de tomar ningún tipo de medida con Ricardo Morado, ex responsable de sistemas y organización de Bankia, que gastó 448.300 euros con su visa black, y que actualmente ejerce su labor en el departamento de Sistemas del Santander. "El código se aplicará en este caso a partir de su actuación en el banco no por lo que haya podido hacer en el pasado", esgrimen desde el Santander. (Información de Vozpópuli)

Y ¿Dónde queda la ética? Por lo que se ve, es este un concepto que no se conjuga convenientemente en nuestra entidad.
Ya pasó con el convicto Alfredo Sáenz, a quien mantuvieron a capa y espada como Consejero Delegado a pesar de haber sido condenado en firme.
Esto es la más auténtica ley del embudo: cualquier empleado, que no se pase un gramo, no ya con operaciones dudosas, sino que no se le ocurra estar por debajo de la productividad, que ellos (los altos directivos) entiendan, porque irán a la calle. Ahora bien, parece ser que estar condenado o imputado en algún tema de altos vuelos,  es un aval suficiente, algo así como un sello de garantía en nuestra empresa para estar en un alto cargo y cobrar una “pasta gansa”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada