Sempre amb tu

Sempre amb tu

sábado, 30 de agosto de 2014

Compromisos y educación

El negocio está muy difícil. Esto lo sabe cualquiera que vaya por la calle, lea los periódicos o vea la televisión. Pero parece que nuestros jefes piensan que eso son excusas de malos trabajadores que no saben cumplir los compromisos.
Compromiso. Bonita palabra; uno se compromete con la pareja, con los hijos, con los amigos,... con todo aquel que él quiere comprometerse y de quien se fíe que en caso de no poder cumplir, sabe que sú pareja, sus hijos o sus amigos le comprenderán. O lo intentarán.
Y algún sesudo bufete de esos que han llevado a la ruina a esta sociedad, ha preparado algún curso formativo, y caro, donde el invento es que hay que conseguir comprometer a los empleados con la marcha de la empresa.
Y cada uno se busca la vida como puede; uno hace un curso, lo publicita como la panacea milagrosa y otro lo compra porque... si es tan bueno, ¿cómo no lo voy a comprar? Y llegamos a que se insta, se obliga, se presiona,... para que las plantillas adquieran compromisos de consecución de objetivos.
Y tú que vas de buena fé, asumes con tu jefe que con la plantilla que él te pone, en el tiempo que él te señala, el producto que él te marca y al precio que él te dice, tienes que vender/colocar/conseguir.... xxx seguros, planes de pensiones, etc.,...
Y hasta ahí, casi todo normal, o más bien... “a todo se acostumbra uno”.
Desde UGT hemos avisado muchas veces de este tema y volvemos a insistir: El momento que nos ha tocado vivir necesita que todos demos lo mejor de cada uno, por supuesto, pero de 8 a 15h30.
Si de 8h a 15h30’ no da tiempo o no se genera suficiente negocio, probablemente sea un problema de gestión de la Dirección de la Entidad, más que del currito de la oficina. Así pues pidamos a cada uno sus responsabilidades: al gestor, que gestione y al currito, que curre.
Y sobre todo no perder el respeto a las personas. Dudar de sus capacidades y de su voluntad o amenazarles, no es lo mejor que puede hacer un jefe de equipo, tanto que se les llena la boca con lo de los equipos, para conseguir un buen ambiente de trabajo.
Y la buena educación con los subordinados y el buen ambiente de trabajo, es el primer paso para conseguir resultados. Que esto también hay cursillos que lo dicen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario