Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 17 de julio de 2014

Reunión de la Mesa de Empleo

UGT denuncia el deterioro creciente de la calidad en el empleo derivado de las irracionales presiones comerciales, la prolongación ilegal de jornada y el excesivo número de despidos disciplinarios. Todo ello enturbia el clima laboral en Santander y anula cualquier política de conciliación de la vida personal, familiar y profesional.

Ayer miércoles, 16 de julio se celebró la reunión de la Comisión de Empleo. En ella se nos ha informado de los movimientos de plantilla en el Banco en los últimos meses. La plantilla al 31.12.2013 era de 25.665 trabajadores y al 30.06.2014 de 23.602.

ALTAS plantilla: 143 (7 nuevas contrataciones, 18 Reingresos -excedencias, maternidad, enfermedad...-, 118 Reincorporaciones)

BAJAS plantilla hasta el 30-06-2014: 2206 (1774 jubilaciones y prejubilaciones, 263 Causas  vegetativas -excedencias maternidad, traslado sociedades grupo, fallecimientos, invalidez, etc-, 110 despidos y bajas acordadas, 59 dimisiones)

Desde UGT seguimos insistiendo en que los despidos disciplinarios nos parecen excesivos, no siendo justificados y que en ningún caso compartimos ni aceptamos que se argumente la baja productividad. En otros casos los motivos, derivan de la asfixiante presión comercial y la sobrecarga de trabajo a la que se ven sometidos los compañeros y compañeras, especialmente en la red comercial.
La productividad, cuando la prolongación ilegal de la jornada es una constante, no puede ser medida y cualquier comparación nace viciada. Una entidad que no respeta la jornada laboral pactada no puede esgrimir este argumento y siempre tendrá enfrente a UGT en defensa de las compañeras/os afectadas/os.
La responsabilidad de UGT, reflejada en los acuerdos firmados, está permitiendo una racionalización de las estructuras y de la plantilla, siempre bajo criterios de voluntariedad y eliminando cualquier posibilidad de salidas traumáticas. Ahora bien, esto no se corresponde con la política comercial y organizativa del Banco que nos está llevando a un progresivo deterioro de la calidad del empleo y a una desmotivación que imposibilita el compromiso de la plantilla.
La falta de plantilla en la red universal está generalizada y se acentúa por la excesiva burocratización y la continua presión para alcanzar unos objetivos imposibles.
UGT entiende que el esfuerzo realizado por la plantilla para abordar la fusión/integración no está siendo correspondido por el Banco. La asfixiante carga operativa, la deficiente capacidad organizativa, basada en el “presentismo” con continuas reuniones fuera de la jornada laboral y los problemas derivados de una plantilla ajustada hasta límites insoportables, tiene que ser entendido por el Banco como un reto a solucionar de forma inmediata.
UGT apuesta por la responsabilidad, avanzando hacía un horizonte mejor para la plantilla y para el Banco y por ello, siendo también los primeros en denunciar cualquier irregularidad, demandamos del Banco el estricto cumplimiento de los acuerdos firmados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario