Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 20 de marzo de 2014

Récord de indemnizaciones por despido en los juzgados

El 2013 batió un récord: fue el año en el que los Juzgados de lo Social reconocieron a los trabajadores el volumen más alto de indemnizaciones en concepto de indemnizaciones. Los juzgados reconocieron un total de 2.063,5 millones de euros, una cifra insólita en la estadística que publica el Ministerio de Empleo. Los expertos señalan un factor que ha influido en este récord: que las empresas despiden ahora a trabajadores con más antigüedad y salarios más altos y, por tanto, con más indemnización.
La cantidad total reconocida en 2013 (2.063,5 millones) representa un 11% más que el año anterior y un 35% más que en 2010, cuando los juzgados aún digerían los asuntos de 2009, el año en el que más destrucción de empleo ha habido durante la crisis. Si se compara con los años precedentes a la crisis, el aumento es más espectacular: por ejemplo, las cantidades reconocidas a los trabajadores han aumentado un 500% respecto a 2007.
El tipo de puestos de trabajo que se destruyen está detrás de este incremento: al comienzo de la crisis, las empresas se deshicieron sobre todo de sus trabajadores temporales, seguidos de los indefinidos con menos antigüedad y en sectores con menor formación, como la construcción, una tendencia que ha cambiado. Ahora el número de despidos ha disminuido respecto a otros años pero, a medida que la crisis se ha ido extendiendo, los despidos han afectado a trabajadores con más antigüedad y experiencia.
En 2013 se han resuelto muchos despidos practicados a partir de 2012 (momento en que se aprobó la reforma laboral) y la nueva norma tiene que ver con este incremento de las cantidades reconocidas. La reforma ha sido un incentivo al despido, ha ido acompañada de una propaganda que decía que este se facilitaba y que también anunciaba que se limitaban las facultades judiciales, lo que en parte es verdad. De este modo, los empresarios se han atrevido con los despidos con más riesgo económico: los de los trabajadores con grandes antigüedades o con importantes salarios.
Otra causa que puede haber incidido es la judicialización de los despidos: habiendo desaparecido los incentivos (como los salarios de trámite) para conciliar o para acelerar la solución del procedimiento, las empresas rehúsan alcanzar acuerdos en el sistema de mediación, arbitraje y conciliación, e incluso en sede judicial. Es decir, hay más casos que llegan a juicio y, por tanto, las cantidades salen ahora de los juzgados y no de los procedimientos previos de mediación y arbitraje.
Los datos de Empleo también desglosan estas percepciones por comunidades autónomas con una alta correlación con el tamaño de la población. Sin embargo, en Madrid se reconocieron indemnizaciones por 328 millones de euros, una cantidad inusualmente alta, ya que en años anteriores había estado alrededor de los 190 millones de euros.
A bastante distancia y sin saltos tan bruscos –de hecho, en el resto de comunidades se mantienen–, le siguen en cantidad Catalunya, Andalucía y Comunidad Valenciana.

6 comentarios:

  1. Suponemos que estos despidos en su mayoría serán considerados por el Juez como improcedentes. Entonces, en los casos de mucha antigüedad, la Empresa tendrá que aplicar la indemnización correspondiente a los años trabajados y la reforma laboral se aplicará únicamente desde la entrada en vigor de dicha reforma por lo que supongo que el costo será bastante alto. En cuanto al empleado despedido.si se trata de persona con más de 37 años de antigüedad y 60 años cumplidos,se iría al paro durante los dos proximos años y luego ya podría jubilarse. Parece una buena opción para el empleado, no?

    ResponderEliminar
  2. La noticia no está referida a nuestro banco u otra entidad financiera. A pesar de todo, aquí la plantilla tienes unas dilatadas carreras y en general en otros bancos, ¡ojo, no en todos!. Nuestros sueldos base y sobre todo el tema de la antigüedad da un salario fijo bastante elevado -hace unos pocos años esto no era así-
    Desgraciadamente en otras empresas no es así, ni de lejos. Para que nos hagamos una idea y tomando siempre fuentes oficiales, cuyos datos están contrastados con otras fuentes, la cifra del Ministerio de Trabajo, que está en sintonía con la estadística de costes laborales que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE), el coste medio de indemnización por trabajador despedido en el último trimestre de 2013 fue de 12.010,62 euros, 1.300 euros más de media que la que había en el mismo periodo de 2010: 10.714,17 euros. Para que veamos la diferencia con lo que podría ser el caso de nuestro banco, para alguien que cobrara un bruto de 40.000 euros y con una antigüedad de 40 años (cosa todavía bastante habitual), la indeminización por despido improcedente se podría ir a más de 140.000 euros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 40.000.- euros de salario bruto en nuestra empresa me parece un poco elevado a no ser que se tenga en cuenta todos los conceptos retributivos (base. antigüedad, complementos voluntarios, antigüedad tecnico, calidad, etc.)

      Eliminar
  3. Hay que tener en cuenta todas las percepciones:
    Un ejemplo de alguien de nivel IX, y que éste asimilado a Nivel VIII y 40 años antigüedad:
    Sueldo base................. 26.667,-
    Trienios........................ 8.996,-
    Plus Calidad................. 2.125-
    Plus Polival. Funcional... 1.164,
    Bolsa vacaciones.......... 235,-

    Total............................ 39,187.-

    Y esto solo con lo pensionable, y ya estás tocando los 40.000.- Con lo cual en absoluto es elevado.

    ResponderEliminar
  4. Sí, está claro. Lo que ocurre es que si divides 40.000 entre 12 da 3.333.-euro y por eso me parece elevado. Hay que tener en cuenta que os 40.000.- euros no se reciben en 12 pagas. Y las percepciones no pensionables servirían tambien para realizar el cálculo de la indemnización?

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente, todo computa, por eso que los 40.000 euros queda corto. Solamente hay que cohger el certificado que la empresa nos manda para la declaración de hacienda. sobre todas las percepciones del año, se extrae el salario de un día y sobre eso se saca el cálculo.
    Para no alargar el tema, en definitiva la diferencia entre lo que estamos tratando de un empleado de banca y un trabajador de otro sector hoy por hoy es abismal.
    Fuera de la banca y cajas de ahorros y todavía alguna gran empresa más, el resto de trabajadores tiene carreras profesionales no muy dilatadas.

    ResponderEliminar