Sempre amb tu

Sempre amb tu

lunes, 18 de febrero de 2013

La banca se cuestiona si acude a la puja por Catalunya Banc


La banca se cuestiona si acudir a la fase de ofertas firmes para pujar por Catalunya Banc después de aflorar unos 3.000 millones en préstamos al sector inmobiliario que estaban mal clasificados, lo que podría engrosar la factura de una subasta que se realizará sin ningún mecanismo de ayudas públicas, según han informado en fuentes financieras.
Este afloramiento de crédito ligado al 'ladrillo', se habría producido tras recibir el cuaderno de venta repartido por Citibank.
"Los números no salen", han afirmado algunas fuentes, en alusión a la máxima del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de afrontar la subasta de la antigua caja catalana sin Esquema de Protección de Ayudas (EPA). Precisamente, las entidades interesadas insisten en solicitar algún tipo de ayuda para integrar a Catalunya Banc.
El apetito inversor de la banca española en la subasta de la entidad nacionalizada ha decaído en las últimas semanas, lo que ha llevado al Ministerio de Economía a contactar con fondos extranjeros para sondear su interés y así aprovechar para enviar una "señal de confianza" en el sector financiero español.
Parece ser que todo el crédito aflorado no sería en su totalidad mal clasificado, sino que también se podría deber a dossieres "pequeños" que por su bajo importe no hayan sido traspasados a la Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria. Catalunya Banc ha trasladado 6.708 millones de euros en activos al conocido como 'banco malo'.
El FROB se ha marcado el objetivo de vender la antigua caja catalana en el primer trimestre de este año, si bien ha advertido de que no la va a malvender, en un aviso a quienes quieran pujar por la entidad. Santander y BBVA han mostrado su interés por hacerse con Catalunya Banc, aunque casi todas las fuentes sitúan al banco presidido por Emilio Botín como el mejor posicionado.
En un inicio, la filial española de Deutsche Bank se planteó la posibilidad de acudir a la subasta de la entidad presidida por Adolf Todó, si bien la central alemana dio marcha atrás a cualquier decisión dirigida a una operación con Catalunya Banc.
La fase de ofertas no vinculantes finalizará el próximo 27 de febrero por la tarde, fecha a partir de la cual las entidades que lo deseen tendrán que pujar en firme por la antigua caja. La entidad catalana ha recibido 9.084 millones procedentes de la ayuda a la banca liberada por Bruselas.
Hay temas que cuando se pudren hasta el extremo que lo está haciendo este, ya no dan para seguir desperdiciando renglones de tinta, en rocambolescos análisis de situación, la justificación de posibles estrategias que disfracen las noticias que se van filtrando, o para esconder lo evidente tras el parapeto de la complejidad que debe suponer, vender una entidad financiera en quiebra.
Cuando uno sigue las noticias que ha ido generando el proceso de venta de Catalunya Banc, lo que está viendo, es la mierda que son capaces de producir y esconder sus máximos directivos, una parte del sistema financiero español, sus organismos de control y del propio gobierno que los dirige.

No hay comentarios:

Publicar un comentario