Sempre amb tu

Sempre amb tu

domingo, 20 de enero de 2013

La morosidad de la banca llega al 11,38% y bate un nuevo máximo


La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito (EFC) a particulares y empresas ha vuelto a marcar un nuevo máximo histórico en noviembre, al ascender hasta el 11,38%, según datos publicados por el Banco de España.
De este modo, la tasa de morosidad del sistema financiero español acumula 17 subidas mensuales consecutivas, ya que el último descenso mensual de la referencia se remonta a junio del 2011, cuando la morosidad bajó al 6,41%, frente al 6,48% de mayo del 2011.
Ahora bien, el ascenso de la mora se ha ralentizado, pues, aunque esta tasa de impago supera el nivel más alto hasta la fecha desde que el regulador recopila estos datos, solo lo hace en una centésima.

La morosidad de la banca en noviembre marca una brecha de 2,23 puntos porcentuales respecto al máximo de la crisis anterior, febrero de 1994, cuando se estableció en el 9,15%. También supone un aumento 3,83 puntos porcentuales respecto al nivel de noviembre del 2011 (7,55%).
Los créditos morosos totales del sector financiero español crecieron en 2.012 millones de euros en noviembre comparado con octubre, cuatro meses después de que España solicitara el rescate bancario a la Unión Europea, hasta alcanzar un total de 191.630 millones.

DEUDA DE PROMOTORES

La tasa de morosidad de los préstamos concedidos por las entidades financieras para actividades inmobiliarias alcanzó el 30,3% en el tercer trimestre, con 84.989 millones de euros, la cifra más elevada de la historia, según los datos aportados por parte del Banco de España. 

Mientras persiste la sequía del crédito para la compra de viviendas, la mora de los promotores se ha multiplicado por más de cuatro desde el 2008, año en el que alcanzó los 19.416 millones de euros, iniciando una progresión ascendente que aún no ha finalizado. 

Así, la tasa de morosidad de este sector en el tercer trimestre triplica la del mismo periodo del 2011 (18,9%) y refleja que estas empresas afrontan también un 2013 complicado. 
En datos absolutos, el saldo de préstamos dudosos en el apartado de actividades inmobiliarias se situó en septiembre en 84.989 millones de euros, lo que supone un incremento de más del 47,6% respecto al mismo trimestre del año anterior. 
Este repunte unido al descenso en la concesión de créditos totales para actividades inmobiliarias, del 7,6% interanual, hasta los 280.245 millones de euros, explica el repunte de la tasa de morosidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario