Sempre amb tu

Sempre amb tu

sábado, 29 de diciembre de 2012

Bankia se hunde

Bankia se desploma en la Bolsa tras conocerse los planes de recapitalización de la entidad y dejará de cotizar en el Ibex 35 a partir del próximo 2 de enero. Las caídas han llegado a ser superiores incluso al 30 %, lo que rompe los mínimos históricos registrados el pasado mes de julio y pone de manifiesto la pésima gestión de aquellos que decidieron que Bankia debía salir al parqué hace ahora casi año y medio.
A nadie en su sano juicio se le ocurre coger a siete cajas de ahorro quebradas (Caja Madrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caja de la Rioja, Caja Ávila, Caixa Laietana y Caja Segovia), hacer una “fusión fría” y pensar que el gigante financiero resultante podría ser rentable a largo plazo. Esta cuestión es de primero de bachillerato y deja claro que había unos oscuros intereses (e interesados) detrás de la bochornosa operación.
Cuesta comprender que una entidad que presumía de solvencia y que contaba con el respaldo de toda una clase política detrás realmente se encontrase tan podrida y que ahora nadie sea responsable de nada. Como algunos ya han señalado en alguna ocasión, todo tiene pinta de que la salida a Bolsa de Bankia no fue más que una opaca estrategia para trincar y luego dejar a los accionistas con el culo al aire.
Si por alguna extraña razón, alguien decidió en su momento invertir sus ahorros en semejante engendro financiero, no hará falta decir que el valor de sus acciones tiende a cero. ¿Qué hacer entonces? Pues vender lo antes posible y asumir la fuerte minusvalía, ya que cuanto antes hagan la desinversión mejor será para sus bolsillos. Que nadie espere milagros. En realidad, no es que Bankia valga cero, realmente vale -4.148 millones de euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario