Sempre amb tu

Sempre amb tu

martes, 27 de noviembre de 2012

Igualito que aquí.

El multimillonario estadounidense Warren Buffet, considerado por la revista Forbes como el tercer hombre más rico del planeta, ha vuelto a proponer al reelegido presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que aumente los impuestos a los ricos para hacer frente a los problemas fiscales a los que se enfrenta la economía estadounidense. En una columna de opinión en The New York Times, el carismático inversor propone que se imponga un impuesto del 30% a los ingresos de entre un millón y diez millones de dólares y del 35% para los que superen esta última cifra.
"Una norma simple y sencilla como esta bloquearía los esfuerzos de miembros de lobbys, abogados y legisladores hambrientos por contribuciones para que los ultrarricos sigan pagando tasas muy inferiores a las que se aplican a las personas cuyos ingresos son solo una pequeña fracción de los nuestros", afirma. Asimismo, insiste en que no se deben posponer estos cambios argumentando que se debe reformar el sistema fiscal en su conjunto, ya que estas modificaciones son "muy necesarias". En su opinión, estas reformas fiscales "no deben fomentar el retraso en la corrección de sencillas y caras desigualdades" y no se puede permitir que quienes quieren proteger a los privilegiados se "salgan con la suya insistiendo en que no se haga nada hasta que se pueda hacerlo todo".

Buffet recalcó que los 200 estadounidenses que más ingresaron en 2009 cobraron un "salario" de 97.000 dólares (74.795 euros) por hora, suponiendo que tuvieran una jornada de 40 horas semanales. Sin embargo, la mitad pagó impuestos inferiores al 20%, más de una cuarta parte menos de un 15%, e incluso algunos no pagaron nada.
Según el multimillonario, este "ultraje" evidencia la necesidad de algo más que una simple revisión de los tipos fiscales, aunque reconoció que este es un punto de partida. Por ello, mostró su apoyo a la propuesta de Obama de eliminar los recortes fiscales a los más ricos aprobada por Goerge W Bush, aunque propuso que el punto de corte fuera más bajo.
En esta línea, recordó que 1992 los impuestos que pagaban los 400 estadounidenses con mayores ingresos, que no coinciden con los multimillonarios incluidos en la lista Forbes, representaban un 26,4% de los ingresos brutos, y añadió que en 2009 el porcentaje era del 19,9%. "Es bueno tener amigos en las altas esferas", apostilló.
¿Dónde están los Buffets españoles?

No hay comentarios:

Publicar un comentario