Sempre amb tu

Sempre amb tu

lunes, 4 de abril de 2011

Las soluciones no pasan por flexibilizar y recortar sino por estimular la actividad económica


Los datos de paro publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo muestran un incremento de 34.406 desempleados, lo que sitúa la cifra total de parados en 4.333.669. Para UGT es fundamental mejorar el crecimiento económico, haciéndolo sostenible, duradero y equilibrado, y apostando por la calidad del trabajo en un consolidado, y no disminuido, Estado de Bienestar. No se trata de hacer más atractivo el empleo, como se pretende desde el Pacto del Euro, firmado en Bruselas durante el Consejo de Primavera, sino de crear empleo, algo que sólo se alcanzará cuando se produzca crecimiento económico. El sindicato considera que es necesario realizar políticas consensuadas, como las incluidas en el ASE, de recualificación profesional de las personas desempleadas, y el Plan de Choque para promover el empleo estable, y que las políticas adecuadas deben seguir en la línea del consenso y los acuerdos, como el Acuerdo Social y Económico, donde se trata de facilitar e impulsar el tan necesario cambio de modelo productivo.

En el mes de marzo, el número de personas registradas como desempleadas ha aumentado en 34.406, respecto al mes pasado, según los datos publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo. Este dato supone un incremento del 4% respecto al mismo mes del año 2010, es decir, hay 167.056 desempleados más que hace un año en los registros. Con ello, la cifra de parados se sitúa en 4.333.669.

Distinguiendo según género el aumento, aunque similar, es algo mayor entre las mujeres (18.770 desempleadas más que en el mes de febrero, un 0,9%) que entre los hombres (hay 15.636 parados más, es decir, un 0,7%). Lo que sitúa el número total de mujeres desempleadas por encima del de hombres desempleados, 2.183.421 frente a 2.150.248, respectivamente.

Aunque aumenta el número de jóvenes desempleados frente al mes de febrero (en un 2,7%), se mantiene constante respecto al mismo periodo del año pasado. Por el contrario, el número de desempleados mayores de 25 años se eleva en apenas un 0,6% respecto al mes anterior, mientras el aumento es del 4,5% si la comparación se hace con el año anterior.

Por lo que respecta a los extranjeros, hay un 4,3% más de desempleados si lo comparamos con el año anterior, incrementándose en un 1,8% si se compara con febrero de este año.

Aumenta el número de desempleados en todos los sectores económicos, frente a los datos registrados en el mes pasado. En los servicios se registran 14.836 parados más, en la agricultura, el aumento es de 5.698 desempleados, en la industria hay 1.710 más, y en la construcción, 1.636. En términos interanuales, sin embargo, hay menos desempleados de los sectores de la construcción y la industria (un 4,4% y un 3,9% menos, respectivamente). Los trabajadores sin empleo anterior aumentan un 2,8% más respecto a febrero y un 20,8% más que en marzo de 2010.

El número total de contratos registrados en marzo es de 1.154.903, lo que supone un aumento del 14,2% respecto al mes anterior, aunque en términos interanuales hay 34.424 contratos menos en el mismo periodo. Aumenta el número de contratos registrados de todo tipo frente al mes anterior, pero también la caída interanual es generalizada, tanto para los contratos indefinidos (un 5,8% menos) como los temporales (con un 2,6% menos de contratos). Los contratos temporales celebrados han supuesto el 90,4% del total de contratos. Y del total de contratos temporales, el 5,2% han sido contratos a tiempo parcial.

Conclusiones:

La clave para crear empleo es la recuperación de la actividad económica. Mientras no se estimule la actividad económica no será posible crear empleo de forma sostenida.

El crecimiento económico no se alcanza con políticas de recorte de gasto y con reformas laborales que intentan abaratar costes: no estamos ante una crisis de oferta sino de demanda, por lo tanto las soluciones no pasan por flexibilizar y recortar, sino por estimular la actividad económica.

Todas las mejoras relativas seguirán obedeciendo a las circunstancias estacionales. En este año, como el anterior, la semana santa comienza en el mes de abril, de manera que los datos registrados en este mes de marzo pueden ser perfectamente comparables con los de 2010. Y lo que muestran es que si entonces estábamos ante una situación crítica, aún seguimos en ella.

Porque el aumento del número de desempleados ha sido similar, y la contratación, a pesar de los estímulos de las políticas impuestas (véase la reforma laboral), ha sido inferior, tanto en contratos indefinidos (aquellos que se pretendían impulsar según la mencionada reforma laboral) como en los temporales. Únicamente se observan aumentos en los contratos temporales que se celebran a tiempo parcial.

Luego no se trata de hacer más atractivo el empleo, como se pretende desde el llamado Pacto del Euro Plus, firmado en Bruselas, en el Consejo de primavera, sino de crear empleo, cosa que sólo se alcanzará cuando se produzca crecimiento económico. Lo necesario entonces es mejorar el crecimiento económico, haciéndolo sostenido, duradero y equilibrado, y apostando por la calidad del trabajo en un consolidado, y no disminuido, Estado de Bienestar.

Por tanto, las políticas adecuadas deben seguir en la línea del consenso y los acuerdos, como el Acuerdo Social y Económico, donde se trata de facilitar e impulsar el tan necesario cambio de modelo productivo, hacia uno que nos permita crecer económicamente y por tanto recuperar los niveles de empleo. Es necesario realizar políticas consensuadas, como las incluidas en el ASE, de recualificación profesional de las personas desempleadas, y como el Plan de Choque para promover el empleo estable (no temporal). Este tipo de políticas buscan favorecer la creación de empleo y pueden facilitar la consecución de mayores niveles de recuperación, pero ésta solo comenzará cuando haya actividad económica suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario