Sempre amb tu

Sempre amb tu

miércoles, 2 de noviembre de 2016

El salario más habitual en España: 16.490,80 euros

Para medir la evolución de los salarios existen distintas fuentes. Una de las más exactas, aunque no es la más actualizada, es la Encuesta de Estructura Salarial que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según los datos definitivos de esta encuesta conocidos hoy y correspondientes a 2014, el salario medio en España es de 22.858,17 euros. El salario más frecuente, sin embargo, está situado en 16.490,80 euros al año; y el salario mediano (aquel para cual hay tantos trabajadores con salarios superiores como inferiores) es de 19.263,78 euros.
Estas tres mediciones son correctas y dan una idea de las horquillas salariales en las que se mueven los trabajadores en España. De hecho, esta distribución del salario bruto indica que hay pocos trabajadores en los tramos retributivos más altos pero que influyen mucho en el salario medio.
Según estos datos, que fueron adelantados de forma provisional en junio pasado, el salario medio aumentó en 2014 un 0,7%. Este es, por tanto, el primer crecimiento anual del salario medio, tras dos ejercicios bajando (-0,7% en 2012 y -0,1% en 2013). El incremento del salario más frecuente fue notablemente mayor, ya que avanzó un 6,3% más respecto a 2013.
Esta encuesta ofrece muestras de desigualdades salariales por género o por duración de la jornada. Así, el INE destaca que "el número de mujeres que ganaron menos de 15.000 euros fue mayor que el de hombres". Y, a partir de esa cantidad, la proporción se invierte y el número de hombres que percibió cada nivel salarial siempre fue mayor.
Atendiendo al tipo de jornada, el salario medio anual de los trabajadores a tiempo completo fue de 26.965,35 euros, un 2,4% más que el año anterior. Por el contrario, los ocupados a jornada parcial recibieron un sueldo medio de 9.794,79 euros.
El INE analiza también la composición del salario medio mensual tomando como referencia octubre de 2014 y lo compara con la de cuatro años antes. Según esto, el salario bruto en estos cuatro años creció un 2%, pasando de 1.701 euros al mes en 2010 a 1.736 en 2014. Sin embargo, las retenciones del IRPF en este periodo se incrementaron un 7% y las cotizaciones a la Seguridad Social, un 4%, por lo que el salario neto solo avanzó un 0,9%.
En esta desagregación de los conceptos que componen el salario se observa también un fuerte descenso del 47% de los pagos por horas extras entre 2010 y 2014.

Fuente: Cinco Días

No hay comentarios:

Publicar un comentario