Sempre amb tu

Sempre amb tu

jueves, 7 de mayo de 2015

El Banco de España pide más ajuste de oficinas y plantilla

El Banco de España sigue empujando a la banca a reducir su red de oficinas y su plantilla, después de que esta haya recortado el 30% sus sucursales y el 25% su número de empleos respecto a los máximos del 2008. Así aparece recogido en su informe trimestral de estabilidad financiera, en el que insiste en varias ocasiones en apretar a las entidades en este sentido.
A pesar de la recuperación de la rentabilidad, la persistencia del entorno de tipos de interés muy bajos, junto con la existencia todavía de un volumen significativo de activos improductivos (dudosos y adjudicados), va a seguir presionando sustancialmente la cuenta de resultados en los próximos años, lo que va a forzar a las entidades a una reflexión estratégica sobre el modelo de negocio que es sostenible a medio plazo y la combinación óptima de empleados y oficinas que necesitan para alcanzar dicha sostenibilidad, argumenta el documento.
El organismo gobernado por Luis María Linde destaca que los bancos recortaron sus gastos de explotación el 3,3% gracias básicamente al ajuste que realizaron en España en capacidad comercial y en costes operativos, ya que los gastos en el extranjero permanecieron estables. En consecuencia, el ratio de eficiencia (relación de ingresos y gastos) mejoró hasta el 49,2%. Es uno de los factores, apunta, que explican la mejora de los resultados del 2014.
El supervisor, no obstante, destaca que en términos de oficinas por habitante la banca española es la que todavía tiene más sucursales, pese a que la brecha con otros países europeos se haya reducido "notablemente". Además, subraya, también ocupa los últimos lugares en empleados y activos por oficina. El sistema financiero del país, concluye, tiene una estructura intensiva, con un número elevado de oficinas de pequeño tamaño lo que todavía ofrece margen para seguir aumentando la eficiencia operativa de los bancos españoles.
El entorno de tipos de interés muy bajos, que presiona sustancialmente a la baja los márgenes, junto con un nivel de actividad bancaria todavía contrayéndose, va a obligar a los bancos españoles a seguir reflexionando sobre el papel que juegan las oficinas en su estrategia de negocio, insiste el organismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario