Sempre amb tu

Sempre amb tu

viernes, 1 de agosto de 2014

El Santander abandona la puja por la filial de Barclays en España


El consejero delegado de Banco Santander, Javier Marín, ha dado casi por seguro que el grupo español no adquirirá la filial de Barclays en España, la última operación significativa que sigue sobre la mesa en el sistema financiero español después de que BBVA se haya hecho con CatalunyaCaixa.
Tal y como señaló en la presentación de resultados del grupo, Barclays "no es un target claro que nos pueda añadir valor", si bien ha asegurado que se mirarán todas las oportunidades que surjan. El objetivo del Santander sigue pasando, ha defendido, por el crecimiento orgánico.
En ese sentido, Marín tampoco se ha rasgado las vestiduras por no haber ganado la subasta de CatalunyaCaixa, en la que el Santander partía como uno de los grandes favoritos. "No nos hemos equivocado con los cálculos" a la hora de presentar la oferta, ha defendido, sino que se tuvieron en cuenta los posibles riesgos. No obstante, ha confirmado que él mismo personalmente felicitó a través de un e-Mail al consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, por la compra de la entidad catalana.
El consejero delegado del Santander ha reconocido que el banco tiene como objetivo ganar cuota de mercado en Cataluña, especialmente en el segmento de particulares, si bien apostará por un crecimiento orgánico. En ese sentido, no descarta la apertura de nuevas oficinas en la región si lo considera necesario.
Antes de abrir más oficinas, lo que deberían de hacer es dotar de más personal a las mismas, para poder ofrecer una mejor atención a los clientes. Hace ya años que las plantillas están por los suelos en esta comunidad y aunque se han cerrado oficinas, el ingente número de prejubilaciones que ha habido ha dejado la situación igual o peor. Esta dramática situación queda enmascarada por las prolongaciones de jornada. Si la plantilla realizara la jornada legal, es decir por el tiempo que le pagan, la insuficiencia de personal quedaría planteada con toda su crudeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario