Sempre amb tu

Sempre amb tu

viernes, 13 de septiembre de 2013

La banca pierde 57.000 empleos y recibe 167.460 millones en ayudas

Nuestra Federación de Servicios (FeS-UGT), organismo del sindicato donde se encuentra ubicado el sector financiero, ha realizado un informe sobre las Ayudas financieras públicas en el proceso de recapitalización del sistema bancario español”.(clica el subrayado para ver)
El estudio muestra que los recursos puestos a disposición de la recapitalización del Sistema Financiero Español, va más allá de los 61.366 MM de euros (informe del BE 6.9.2013) que hasta el momento se han hecho en forma de capital directo, si se consideran las otras formas de ayudas consideradas como tales por la CE la cifra asciende a 167.460 MM de euros. También detalla las otras formas que añaden liquidez al sistema, que no son consideradas ayudas por la CE, pero que forman parte de la garantía y riesgo del sistema financiero, ascendiendo las ayudas públicas a 1,2 billones de euros.
El informe recoge la pérdida de puestos de trabajo. Son los trabajadores y trabajadoras del sector financiero los que en primer lugar están sufriendo las consecuencias de la reestructuración, a la disminución de más de 40.000 empleos en los últimos cuatro años se han de sumar otros 17.000 puestos de trabajo que desaparecerán en los procesos abiertos actualmente. La aplicación de la Reforma Laboral actúa como catalizador en el proceso de incremento del paro en el sector, contrariamente a lo que expresa el Gobierno.
Este informe recoge la opinión de FeS UGT en relación a ayudas públicas aportadas en el proceso de reestructuración del Sistema Financiero Español, en el mismo se plantea la necesidad de dotarse de un instrumento verdaderamente eficaz para ayudar a salir de la crisis, y esto solo puede hacerse con la creación de una Banca Pública potente y eficaz, los actuales Bancos Nacionalizados (Bankia, Catalunya Caixa y Nova Galicia Banco) deberían jugar ese papel, justo lo contrario de lo que hace el Gobierno con su actual política auspiciada desde la troika (CE, BCE y FMI).
Una Banca Pública es la vía que facilitaría el flujo del crédito a pymes y familias, garantizaría el ahorro de las familias y permitiría una mayor estabilidad del empleo en el sector.
FeS UGT no quiere dar una opinión alarmista ni demagógica sobre la intervención pública en el sistema financiero, al contrario entendemos que ésta es necesaria, lo que pensamos es que todos estos recursos que se han puesto a disposición del sistema se deben de recuperar hasta el último céntimo, sobre todo teniendo en cuenta que ya una gran parte de los recursos puestos en forma de capital –Banco de Valencia, CCM, CAM  y UNNIM-  no serán recuperables. Entendemos también, que tienen que estar orientados en beneficio del conjunto de la sociedad y no de los intereses que abogan por una concentración del sistema en un oligopolio financiero. Esto exige un giro de 180º en la actual forma en que se está abordando la reestructuración del sistema financiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario