Sempre amb tu

Sempre amb tu

miércoles, 30 de enero de 2013

El Santander, salpicado por la crisis del Monte Paschi italiano


La tormenta que se está abatiendo sobre el sistema bancario italiano, a raíz del escándalo del banco Monte dei Paschi di Siena (MPS) --acusado de haber adquirido productos financieros tóxicos y manipulado sus cuentas para ocultar pérdidas millonarias-- amenaza con convertirse en una verdadera tempestad que también involucra al  Santander.
Eso es lo que revela el goteo de informaciones que está saliendo en la prensa italiana sobre la investigación abierta por la Fiscalía de Siena y que apunta que el banco italiano, el Santander y JP Morgan se repartieron de forma ilegal al menos 2.000 millones de euros de una controvertida operación de compraventa.
La operación bajo sospecha, que interesa a los magistrados italianos Giuseppe Grosso y Antonino Nastasi porque es una de las razones que llevó al colapso de MPS, se realizó en el 2007, año en el que la entidad de Emilio Botín vendió el endeudado banco AntonVeneta a MPS por 9.300 millones de euros. Una suma que, de acuerdo con analistas italianos e internacionales, fue mucho mayor con respecto al precio real del banco, ya que además el Santander dos meses y medio antes había pagado por AntonVeneta 6.600 millones de euros en la compra de ABN Amro. Y dinero que, de acuerdo con una investigación de 'La Repubblica', habría acabado en una cuenta a disposición del banco español en Londres.
Además, de acuerdo con una entrevista concedida a 'Il Corriere della Sera' por parte del banquero Alessandro Daffina, quien actuó como intermediario en la compraventa de AntonVeneta, Botín estaba muy interesado en la operación y conocía personalmente a Giuseppe Mussari, el entonces consejero delegado de MPS. Tanto que siguió personalmente la venta, dejando al margen a su responsable en Italia, Ettore Gotti Tedeschi, personaje próximo a el Opus Dei y quien el año pasado fue destituido como presidente del Banco del Vaticano.
"¿(Se gestionó la operación) con Ettore Gotti Tedeschi?", se le preguntó a Daffini. "No, hablábamos directamente con Madrid", contestó el banquero a Il Corriere. Así y todo, el caso provocó incluso una reacción por parte de el Opus Dei."En relación a recientes artículos relativos al banco Monte dei Paschi di Siena, aparecidos en diferentes medios, ha sido indebidamente involucrado el Opus Dei", se quejó el portavoz de la entidad en Italia, Bruno Mastroianni.
"Deseamos esclarecer que el Opus Dei es ajena a estos hechos y que sus actividades no tienen nada que ver con bancos y asuntos económicos", aclaró su portavoz. Sea como fuere, los fiscalesde Siena será quien lo dirán. En sus manos tienen una serie de documentos y libros contables de MSP que quizá esconden muchos más asuntos turbios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario