Sempre amb tu

Sempre amb tu

sábado, 10 de noviembre de 2012

Una mujer de 53 años se suicida cuando iba a ser desahuciada en Barakaldo

Una mujer se sicidó la mañana de ayer viernes 9 de noviembre, en Barakaldo cuando iba a ser desahuciada de su vivienda, según han informado fuentes de la Policía vasca.

La plataforma Stop Desahucios ha convocado una concentración ante el domicilio de la fallecida, en el barrio de Urban, a las 21.00 horas para denunciar este fallecimiento. Egaña avisó ayer, jueves, a la plataforma de Bizkaia por su situación, pero sin avisar de que hoy iba a recibir la comunicación del juzgado.
Según han confirmado a Europa Press fuentes de la Policía vasca, poco después de que la mujer se arrojara desde la ventana del cuarto piso en el que residía, han recibido varias llamadas telefónicas comunicando los hechos. Las mismas fuentes han afirmado que la comisión judicial se encontró la puerta del domicilio abierta cuando llegó a la casa para ejecutar el desahucio. Sus restos mortales han sido trasladados al depósito forense después de que el juez de guardia ordenara el levantamiento del cadáver pasadas las 11.00 horas.
Es la segunda muerte vinculada a un desahucio que se produce en las últimas semanas. El pasado 25 de octubre, un hombre de 54 años se ahorcó en Granada horas antes de ser deshuciado. El día siguiente, 26 de octubre, otro hombre trató de suicidarse cuando iba a ser desahuciado en Burjassot (Valencia).

El juez decano de Barakaldo reclama que se modifique la legislación vigente

Juan Carlos Mediavilla, juez decano de Barakaldo, encargado hoy del levantamiento del cadáver, ha pedido la modificación de la legislación actualmente vigente en este terreno.
"No podemos llegar a situaciones como la que hoy hemos vivido aquí", ha dicho Mediavilla, que ha apuntado que "sería bueno que quien es competente para ello, que no es el poder judicial", procediera a la "modificación de la legislación actualmente vigente". Sería bueno, ha agregado, que todos reflexionáramos sobre estos acontecimientos y "que de una manera rápida, sin ninguna demora, se procediera a la modificación de la normativa vigente, para que los jueces pudiéramos interpretar y aplicar una nueva normativa que nos permitiera atender de una mejor manera estas situaciones".
Malditos sean todos los políticos. Malditos todos los bancos que ejecutan desahucios. Malditos todos los usureros y esa casta política que produce naúseas. Hay que recordar que  durante la anterior legislatura, el PSOE juntamente con el PP se opusieron a una moción de ICV para legislar la dación de pago. A que vienen ahora los dos partidos mayoritarios rasgándose las vestiduras.
Por cierto, nunca nos cansaremos de repetir que mientras el PSOE negaba la dación de pago con una mano, con la otra indultaba a un banquero condenado: Alfredo Sáenz.
Si les queda un mínimo de vergüenza, que nos expliquen el porque.
¿Cuántas muertes más son necesarias para detener esta locura?

No hay comentarios:

Publicar un comentario